jueves, 19 de julio de 2007

El embargo y el chiste


La caravana que anualmente organiza el grupo interreligioso Pastores por la Paz llegó hoy a Cuba tras superar controles que calificaron "de chiste'' en la frontera entre Estados Unidos y México con 140 personas y 90 toneladas de material humanitario, informó la agencia Efe.
El pastor Luis Barrios, uno de los portavoces de la caravana que por decimoctava ocasión llegó a Cuba para protestar contra las leyes del embargo económico que Estados Unidos mantiene contra la isla desde hace 45 años, indicó en rueda de prensa que en el paso fronterizo los agentes de aduanas sólo les quitaron 12 computadoras.
''Tenemos un montón de fotos de ellos posando con nosotros, la gente que protege la frontera de Estados Unidos era como un chiste'', agregó, al indicar que los integrantes de la caravana llegaron a la conclusión de que "esto fue simbólico. Estados Unidos, aunque no lo reconozco públicamente, el asunto del bloqueo lo ha perdido'', añadió.
''Hemos logrado poner en barcos en Tampico (nordeste de México) el 99.5 por ciento de toda la ayuda humanitaria'', señaló Barrios, y agregó que los agentes de aduanas ''estaban muy amistosos''.
Además, destacó que ''todo estaba controlado por agentes en su mayoría mexicano-americanos'' que ''bregan'' con este asunto ''de manera completamente diferente'' a los americanos anglosajones.
La caravana encabezada a su arribo por Tom Smith y Helen Bernstein, en ausencia del predicador Lucius Walker, quien no pudo llegar aún a La Habana por razones familiares, trae material de asistencia a la población de la tercera edad en Cuba.
Smith comentó que la intención de los expedicionarios, entre los que hay estadounidenses, canadienses, británicos, alemanes y mexicanos, ha sido ''retar a la política exterior de Estados Unidos hacia Cuba'' en un acto de ''espiritualidad subversiva''.
Los portavoces indicaron que en el material que llega a Cuba tras atravesar seis provincias de Canadá y 127 ciudades de EE.UU. figuran bastones, artículos para enfermos de artritis, batas quirúrgicas, aparatos de rayos x y otros elementos médicos.
Los representantes de Pastores por la Paz, un proyecto de la Fundación Interreligiosa para la Organización de la Comunidad con sede en Nueva York, permanecerán en Cuba hasta el próximo día 27.
Fotografía superior: un chofer de ómnibus limpia la ventanilla trasera de su vehículo en el Aeropuerto de La Habbana, mientras aguarda por miembros de la organización Pastores por la Paz (Javier Galeano/AP).
Fotografía derecha: una mujer miembro de la organización Pastores por la Paz traslada una caja de ayuda en el Aeropuerto de La Habana (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...