miércoles, 18 de julio de 2007

Otra vez


El presidente George W. Bush extendió por otros seis meses la puesta en vigor del Título III de la ley Helms-Burton, una medida prohibiendo los juicios entablados por estadounidenses cuyas propiedades en Cuba fueron expropiadas por el gobierno de Fidel Castro, dijo el martes la Casa Blanca e informó la France Presse.
Bush remitió una carta a los legisladores explicando que su decisión ''es necesaria para defender los intereses nacionales de los Estados Unidos, y acelerará la transición hacia la democracia en Cuba''.
De acuerdo con una ley de 1996, los estadounidenses pueden demandar a cualquier individuo, inversor o empresa que utilice propiedades tomadas desde el 1 de enero de 1959 en adelante, tras el triunfo de la revolución socialista en Cuba. Sin embargo, la ley también permite a los presidentes estadounidenses bloquear tales juicios por períodos de seis meses si lo consideran conveniente.
Fotografía: el presidente George W. Bush durante un discurso en Landover, Maryland (Pablo Martínez Monsivais/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...