viernes, 24 de agosto de 2007

En busca del cuerpo


La Pequeña Habana ha decidido hacer el anuncio de la muerte del gobernante cubano Fidel Castro. Primero se dijo que la proclamación oficial sería a las cuatro de la tarde. Parece que han decidido prolongar un poco más la agonía. La comunidad cubana está siendo bombardeada de forma inclemente por el rumor. De viernes en viernes. Es como si el fin de semana tuviera que ser precedido por la expectación y la fatiga. Me parece que es la conclusión lógica de una actitud sostenida desde hace años. Cada vez más alejados de la realidad, estamos a punto de un rompimiento completo. No hay que tirar a broma la situación, que cada vez se torna más seria. Miami está a punto de ser víctima de su espejismo.
Fotografía: los cubanos de la capital del país, esperaron el cumpleaños 81 de Fidel Castro a las 12 de la noche, con fuegos artificiales, que se pudieron ver desde todo el litoral del malecón habanero el 13 de agosto de 2007, dando fin también a los Carnavales de la Ciudad de La Habana (Stringer/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...