sábado, 8 de septiembre de 2007

Aún recorren La Habana


Uno de los autobuses conocidos como "camellos' transita por las calles de La Habana, el viernes 7 de septiembre del 2007. El gobierno cubano está sustituyéndolos por autobuses chinos. En La Habana, donde la situación es muy crítica hace más de 15 años, el sistema de transporte urbano logra trasladar unas 540,000 personas diarias, una cantidad que los especialistas estiman ''insuficiente''.
La disponibilidad de autobuses y de "camellos'' se ve muy afectada por las roturas, desgaste por uso continuado y la falta de piezas de repuesto.
El gobierno cubano anunció en la compra de 8,000 autobuses en China el pasado año, parte de ellos para el transporte público. La inversión, de $1,000 millones, incluye reparación y cambio de motor al parque existente.
Pese a este plan, las deficiencias en el transporte no han podido ser aliviadas de forma sustancial.
(Fotografía: Victor R. Caivano/AP)

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...