martes, 25 de septiembre de 2007

Un cubano detenido en incidente de avión


Actualización: las autoridades de Panamá liberaron hoy a un cubano y mantuvieron detenidos a seis sirios, tras un confuso episodio descrito inicialmente por la policía como intento de secuestro de un avión procedente de La Habana.
En su último informe sobre este caso, la Policía Nacional de Panamá informó que los sirios detenidos fueron entregados a una fiscalía auxiliar sin concretar de qué son sospechosos ni si pesa sobre ellos acusación alguna. En cuanto a un pasajero cubano, de cuya detención había informado la Dirección de Seguridad de la Aviación de la Aeronáutica Civil panameña, este organismo explicó más tarde que había sido arrestado cuando intentaba hacer de intérprete entre los sirios y la tripulación del avión.
Aclarada esa situación, el cubano, cuya identidad al igual que la de los sirios no ha sido revelada, fue puesto en libertad.
''El cubano hablaba sirio y fue confundido con uno más'' del grupo que protagonizó el incidente, explicó a Efe el director de la Dirección de Seguridad de la Aviación de la Aeronáutica Civil, Víctor de la Hoz.
Las autoridades panameñas detuvieron a un ciudadano cubano que viajaba con el grupo de sirios sospechosos de intentar secuestrar un avión que llegaba hoy a esta capital procedente de La Habana, de acuerdo a la agencia Efe.
Los organismos de seguridad del Estado y la Dirección de Seguridad de la Aviación de la Aeronáutica Civil han detenido e interrogan a seis sirios, ya involucrados en el incidente, y a un ciudadano cubano, igualmente bajo investigación, se indicó en un comunicado.
Ninguno de los siete detenidos, que responden a preguntas de la policía, con la ayuda de un traductor, en el caso de los sirios, ha sido identificado en la nota de prensa de la Dirección de Aeronáutica Civil que informa del caso.
Según la nota, los sirios tenían pasajes para viajar a Puerto Príncipe, Haití, con escala en Panamá, y el ciudadano cubano tenía Argentina como destino final.
Una alerta del vuelo Copa Airlines 231, procedente de La Habana, desató esta mañana el protocolo de emergencia del Centro de Gestión en el Aeropuerto Internacional de Tocumén, en la capital panameña.
Al parecer, la tripulación del avión, todavía en vuelo, identificó una ''actitud sospechosa'' entre los detenidos, y avisó a las autoridades en tierra, que activaron el procedimiento de seguridad que atiende las ''situaciones de peligro''.
Inicialmente, la policía informó que los detenidos tenían intención de desviar el avión a Damasco bajo amenazas y a los pasajeros detenidos se les trató como sospechosos de intento de secuestro.
Un portavoz de la policía señaló a Efe que los pasajeros ''sospechosos'' no hablan español y que, al parecer, repetían que querían ir a Damasco.
El director de la Policía Nacional de Panamá, Rolando Mirones, que confirmó la detención de los ciudadanos sirios, repitió que fue debido a la actitud sospechosa señalada por la tripulación del avión poco antes de aterrizar.
Mirones dijo que no llegó a registrarse situación alguna de violencia dentro de la aeronave, pero que se atendió el caso con el protocolo de seguridad pertinente.
El director de Aeronáutica Civil de Panamá, Víctor de la Hoz, explicó a Efe que el detonante del incidente fue la falta de uno de los cuchillos de la cubertería que se
utiliza en primera clase y ''movimientos extraños'' de los pasajeros detenidos, en la cabina del avión.
Tras la notificación de alerta, ''una medida de precaución'' que cumple con los protocolos de seguridad aeronáuticas, según la aerolínea, el avión aterrizó en un lugar predeterminado para situaciones de emergencia y la policía acudió a pie de pista a atender la irregularidad identificada.
La aerolínea operadora del vuelo confirmó que el avión aterrizó ''sin problemas'' en Panamá y que los sospechosos identificados por la tripulación ''están siendo indagados por las autoridades pertinentes''.
Aunque la investigación no ha concluido, los organismos del Estado encargados de esclarecer los hechos, tanto Aeronáutica Civil, como la Policía Nacional, precisaron que no llegó a perpetrarse ningún intento de secuestro.
El propio director de la policía aseguró que no hay motivo de alarma para la comunidad ni para los usuarios de la aviación panameña.
Fotografía: superior, el avión de la aerolíneas Copa en el aeropuerto de Tocumén, en la ciudad de Panamá (Arnulfo Franco/AP).
Fotografía izquierda: personal del aeropuerto panameño permanecen cerca del avión de la aerolínea Copa en el aeropuerto de Tocumén, en la ciudad de Panamá (Arnulfo Franco/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...