sábado, 8 de septiembre de 2007

Un paso al frente


El senador Chris Dodd ha puesto el tema de Cuba un paso más al frente en la contienda por la nominación demócrata en la campaña presidencial. Frente a la timidez a la reacción de Hillary Clinton, superando la sensatez contenida de Barack Obama, Dodd ha puesto el dedo en la llaga: la eliminación de la prohibición impuesta a los estadounidenses, quienes no pueden visitar Cuba. Este derecho no sólo atañe a los cubanoamericanos, como plantea Obama, sino a todos los norteamericanos. No permitirlo es una injusticia y una violación de los derechos civiles.
Resulta asombroso que un norteamericano pueda viajar a Irán y a Corea del Norte y le esté prohibido hacerlo a La Habana. Esta situación arbitraria sólo se explica por el secuestro la política de Washington hacia la isla, impuesto por el sector ultraderechista de Miami. ¿Hasta cuándo va a durar? Es difícil ser optimista. Hasta el momento, los demócratas han demostrado ser más habladores que efectivos.
Dodd habló hoy con claridad en Miami: ''Llegó el momento de decir públicamente lo que muchos estadounidenses creen, que nuestra política hacia Cuba no sirve los intereses de Estados Unidos ni ha llevado la democracia a la isla. Sino que ha servido únicamente para fortalecer el régimen actual. Ha sido un abierto fracaso''. Esta política errónea va del embargo a las restriccione a los viajes y el envío de remesas.
La posición de Dodd ha sido puesta en duda por algunos. Hay quien se cuestiona si el senador puede darse el lujo de abogar por un cambio tan radical en la política hacia Cuba debido a que las encuestas no le son favorables. El periodista le hizo esa pregunta al aspirante demócrata. La respuesta de éste aparece en Herejías y Caipirinhas 2.0.
Fotografía: El aspirante presidencial demócrata, senador Chris Dodd (izquierda) es presentado a la audiencia por Alfredo Durán (derecha), durante una conferencia de prensa en Coral Gables. Al fondo, Silvia Wilhelm (derecha) y Alvaro Fernández (Luis M. Alvarez/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...