jueves, 27 de septiembre de 2007

Una pobre ilusión


En la página de internet The RealCuba.com parece el titular: Los cubanos incrementan sus protestas públicas.
A continuación se explica que el "periodista independiente ha enviado las siguientes fotografías desde La Habana, donde más cubanos muestran su apoyo público a la campaña 'yo no apoyo a la dictadura'''.
Sin embargo, el testimonio gráfico es decepcionante, si de lo que se trata es de mostrar el incremento de la presencia de opositores en las calles de la capital.
En una fotografía aparecen 12 disidentes, en otra cuatro. Las demás imágenes se limitan a enseñar a dos opositores, que cambian de ropa de escena a escena y se pasan unos pequeños carteles.
Se sabe que en Cuba se reprime a la disidencia y que no se admiten demostraciones pacíficas en contra del régimen. Pero esconder la realidad y apelar al patriotismo para detener las críticas por una labor de reducida relevancia no resuelve el problema. Fotografías como las que aparecen en The RealCuba.com sólo ilustran, en el mejor de los casos, lo disminuido del movimiento disidente.
Fotografía: un automóvil norteamericano viejo y deteriorado circula por las calles de La Habana, en esta foto de julio de 2006 (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...