sábado, 13 de octubre de 2007

Embajador ve mejora en los nexos con Madrid


España ve avances en la situación de los derechos humanos en Cuba con la disminución de presos políticos y la reciente sentencia que no aplicó la pena de muerte en el caso del fallido secuestro de un avión, dijo el embajador en La Habana, Carlos Alonso Zaldívar, según la AFP.
''En mi opinión, ha mejorado'', dijo Zaldívar a la prensa internacional la noche del viernes en la celebración de la fiesta nacional española, a la que concurrió el canciller cubano, Felipe Pérez Roque.
Ambos países crearon en mayo, durante la visita del ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Angel Moratinos, un mecanismo de diálogo en materia de derechos humanos, que ya celebró su primera sesión ese mismo mes y realizará la próxima a fines de noviembre.
Zaldívar aclaró que ''no es un mecanismo para que España haga ciertas cosas, es un mecanismo para canalizar una temática compleja, para conocer mejor las posiciones de ambas partes y luego Cuba es soberana en todo momento para tomar sus decisiones''.
El embajador español dijo que el número actual de presos políticos es mucho más bajo que cuando él llegó a La Habana hace cuatro años. Según la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, la cifra de presos ha bajado este año de unos 300 a 240.
Asimismo, el embajador destacó que no se dictara pena de muerte en el caso del intento de secuestro de un avión perpetrado en mayo pasado y que dejó dos militares muertos. De los acusados, dos soldados recibieron en septiembre cadena perpetua y otros dos reclutas y un civil condenas de 30, 25 y 15 años de prisión.
''Me parece una sentencia inteligente y discreta y no diré nada más, porque una vez más es una decisión cubana. Doy esa valoración porque creo que es inteligente en el sentido político, y discreta en el sentido humano'', opinó el embajador.
En 2003 Cuba condenó a muerte y ejecutó a tres de los secuestradores armados de una lancha de pasajeros lo que, junto al encarcelamiento de 75 disidentes, motivó sanciones de la Unión Europea.
Zaldívar comentó que, no obstante, ''hoy estamos en el momento mejor de las relaciones entre España y Cuba desde el año 1996'', cuando se estableció la Posición Común europea para Cuba a instancias del Gobierno de José María Aznar, y la cual condiciona la colaboración a la aplicación de libertades.
Fotografía: Rafael Dezcallar (izquierda), Director General de Política Exterior del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y Carlos Alonso Zaldívar (derecha), Embajador en Cuba, en esta foto de archivo, obtenidoa cuando el 29 de mayo de 2007 abandonaban la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, en La Habana, luego de concluir la reunión Cuba-España sobre derechos humanos (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...