miércoles, 10 de octubre de 2007

Norberto, Ochoa y el Che

''De modo que cuando Arnaldo Ochoa le espetó con toda violencia y desprecio a la misma hija del Che, sobre la mesa de comedor de la Casa Uno de Luanda, que su padre era un perdedor, yo comprendí por primera vez que había una posibilidad más allá de la libertad, y que ésta era el desacato'', excribe Norberto Fuentes en: Una leyenda equivocada, un artículo aparecido en el diario español ABC.
Vea el artículo de Norberto Fuentes aquí.
Fotografía: una bandera cubana ondea junto a un cartel como la imagen de Ernesto Che Guevara durante una ceremonia para conmemorar los 40 años de la caída del guerrillero celebrada en la ciudad de México (Eduardo Verdugo/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...