miércoles, 24 de octubre de 2007

Protesta "sangrienta'' en el Capitolio


Durante una audiencia en el Capitolio, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, fue emplazada por manifestantes en contra de la guerra en Irak. Cuando Rice entraba a la sala de audiencias, una mujer avanzó hacia ella y comenzó a gesticular, mostrando sus manos coloreadas con pintura roja, frente a la cara de la secretaria. Quienes protestaban gritaron que Rice era una "criminal de guerra'' y que debía ser llevada ante el tribunal internacional de crímenes de guerra de La Haya.
(Fotografías: Charles Dharapak/AP)

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...