viernes, 16 de noviembre de 2007

Autorizan la aviación privada


El gobernante provisional de Cuba, Raúl Castro, firmó un decreto que reconoce como propiedad estatal todas las aeronaves del país, pero aprueba "casos excepcionales'' de propiedad a personas jurídicas y naturales si ello favorece el desarrollo económico de la isla, según el documento oficial, según el cable de Agence France Presse.
''Las aeronaves (...) son propiedad estatal socialista de todo el pueblo. Sólo podrán transmitirse en propiedad parcial o totalmente, en casos excepcionales, a personas naturales o jurídicas'', dice el decreto publicado ayer jueves en la versión digital de la Gaceta Oficial, que no especifica si los beneficiados son nacionales, extranjeros o ambos.
Añade que esa transmisión se hará ''a los fines del desarrollo económico del país, previa aprobación del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros'', cuyo secretario es el vicepresidente Carlos Lage.
El nuevo decreto ''sobre la aviación civil'' regula todas las actividades relacionadas con el tránsito aéreo en Cuba y establece al Instituto de Aeronáutica Civil como la Autoridad Aeronáutica de Cuba para todos los fines.
Esa Autoridad puede prohibir la salida de un avión ''si encuentra una violación de las normas que afecta o pueda afectar la seguridad de la operación, la aeronave, sus ocupantes o la carga''.
En el capítulo de pérdida o abandono de aviones, establece que ''nunca se declarará como pérdida o abandono, las aeronaves secuestradas o desviadas de su destino final, por actos de interferencia ilícita, terrorismo o sabotaje''.
La Autoridad puede admitir ''con carácter provisional'' instructores extranjeros "a falta de tripulación cubana habilitada'' y enfatiza que la ''explotación de los servicios de transporte aéreo nacional es un derecho exclusivo del Estado cubano''.
Fotografía: un hombre se traslada en bicicleta con una botella de cerveza inflable, el jueves 26 de julio, en la provincia de Camaguey, unos 550 km al este de La Habana(Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...