martes, 20 de noviembre de 2007

Elogio de la mafia


Las actividades de la mafia en Cuba, durante la dictadura de Fulgencio Batista, es pura propaganda anticastrista. Al menos, eso es lo que piensan el director de Radio Mambí, Armando Pérez Roura, y su invitado de todos los lunes, el “profesor” Bonachea. Olvídese de incontables testimonios y declaraciones que dicen todo lo contrario. Simple propaganda. Es más, de acuerdo a los participantes del programa, el papel de la Cosa Nostra en la isla no puede considerarse negativo, ya que construyeron hoteles y casinos de juego.
Tampoco los comentaristas de Radio Mambí consideran que Batista recibió ingresos de la mafia. No importa lo que dicen en sus memorias los protagonistas y testaferros del crimen organizado, quienes cuentan que el dictador y su esposa recibían un por ciento de las ganancias del juego. Para Pérez Roura y Bonachea se trata de una mito creado por los comunistas.
Me imagino que ninguna autoridad norteamericana escuche Radio Mambí. Sólo así es posible imaginar la existencia de una emisora en Miami que elogie la mafia.
Fotografía: Armando Perez Roura, Director General de Radio Mambí (Roberto Koltun/El Nuevo Herald).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...