miércoles, 5 de diciembre de 2007

Arzobispo niega profanación


El arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, lamentó este miércoles la irrupción policial en una parroquia de su diócesis para arrestar a unos 15 opositores, pero descartó que sea una ''profanación'' como señaló la disidencia y el párroco de la iglesia, de acuerdo a la AFP.
''La policía hizo algunos arrestos dentro de los predios de la iglesia (...) en un salón propiedad'' de la parroquia, explicó el prelado a la AFP, quien dijo no considerar el hecho como una "profanación o un sacrilegio'', aunque ''hubo mucha confusión'' en el incidente.
La Comisión Cubana de Derechos Humanos, presidida por Elizardo Sánchez, denunció la detención de los disidentes como una ''profanación por parte de las fuerzas de seguridad'', en tanto que el párroco José Conrado Rodríguez la consideró como tal por ser un salón ''parte de la Iglesia'' donde los fieles ''rezan el rosario''.
Los hechos ocurrieron la tarde del martes, luego que unos 25 disidentes, vestidos de negro, marcharon por calles de la oriental Santiago de Cuba (a 900 km de La Habana) y se dirigieron al templo Santa Teresita, en cuyo salón parroquial fue detenido un grupo, según diversas fuentes.
El sacerdote Rodríguez relató a la AFP, también vía telefónica, que la policía echó ''gases a la gente en la cara con esos spray y dando golpes y gritería'', mientras afuera había ''más de 600, 700 personas'', entre seguidores del gobierno y curiosos, y ''15 o 20 carros de la seguridad y de la policía''.
Monseñor García afirmó que los opositores habían sido seguidos por la policía, ''uniformada y vestida de civil, y sucedieron aglomeraciones y situación tirante'', lo cual dijo que''no puede volver a repetirse''.
El arzobispo afirmó haberse puesto en contacto con los encargados de Asuntos Religiosos del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) y las autoridades provinciales, con quienes se reunirá el jueves. ''El diálogo no puede cerrarse'', indicó.
''Esto es algo que no estamos acostumbrados. Yo no tenía noción de eso que policía uniformada entrara (antes a propiedad de la Iglesia). Es un hecho que hay lamentar, que no debe suceder y se está conversando precisamente para evitar estas cosas'', aseguró el prelado.
En un comunicado, la CCDHRN aseguró que''los represores encabezados por un teniente coronel y otros oficiales de la Seguridad del Estado profanaron la Iglesia de Santa Teresita, luego de abrir a patadas una de sus puertas y agredieron salvajemente a los pacíficos disidentes''.
Fotografía: los fieles caminan entre nubes de incienso durante una procesión en honor a Santa Bárbara en La Habana (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...