martes, 11 de diciembre de 2007

Disidencia, EEUU y prensa oficial


La prensa oficial cubana dio inusual cuenta el martes de las manifestaciones disidentes de la víspera y justificó a los grupos de simpatizantes progubernamentales que a empujones y gritos disolvieron una de ellas, de acuerdo a un cable firmado por la periodista Andrea Rodíguez, de la agencia Associated Press.
Por otra parte, y de acuerdo a la agencia de noticia Efe, los disidentes cubanos estimaron ''positivo'' el anuncio del gobierno de La Habana de que suscribirá dos pactos de derechos humanos internacionales, aunque reclamaron muestras de su voluntad de respetar esos acuerdos con la liberación de presos políticos.
Bajo el título Nuevas provocaciones del gobierno de Estados Unidos contra la dignidad del pueblo cubano, el periódico Granma reportó un par de manifestaciones que se desarrollaron el lunes y una el domingo por parte de opositores para conmemorar el 59 aniversario del Día Internacional de los Derechos Humanos.
''Manipula y agasaja la Sección de Intereses de Washington en La Habana a mercenarios proanexionistas'', agregó a manera de introducción el rotativo órgano de difusión del Partido Comunista.
Unos 14 opositores se presentaron el lunes en un parque frente a la sede de la Unesco y fueron verbalmente agredidos por activistas progubernamentales que los empujaron, dando vítores a Fidel Castro y la revolución.
Periodistas que cubrían la noticia también fueron empujados. Nadie requirió atención médica.
Unas horas después las Damas de Blanco, esposas de 75 disidentes presos en 2003 -16 fueron liberados por problemas de salud- dieron una caminata por la calles de la ciudad sin que se produjeran incidentes, pero en una manifestación similar el domingo simpatizantes del gobierno les respondieron a los gritos.
''Trabajadores, estudiantes, vecinos, gente de pueblo, dieron una contundente respuesta verbal a estos elementos, sobre la base de los principios humanistas y éticos que fundamentan la unidad de la familia revolucionaria'', expresó Granma.
Según Granma, las marchas de domingo y lunes fueron orquestadas a manera de ''provocación'' desde la Oficina de Intereses de Estados Unidos en la isla.
''A lo largo del año, funcionarios de la Sección de Intereses han sostenido más de 300 contactos de diversos tipos a fin de asegurar la sumisión de elementos mercenarios al publicitado programa con el cual los inquilinos de la Casa Blanca pretenden destruir a la Revolución cubana'', comentó el rotativo.
Se trata de una ''frenética actividad subversiva'' contra Cuba, denunció el periódico para el cual Washington intenta mostrar al mundo "la imagen de una supuesta oposición interna activa y victimizada''.
Junto al artículo se incluyó una fotografía en la cual disidentes son subidos a automóviles con los que se los llevó a un coctel organizado en casa del jefe de la Sección, Michael Parmly -alejada del centro de la ciudad- el lunes por la noche para celebrar el Día Internacional de los Derechos Humanos.
El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, informó el lunes, cuando se conmemoró el Día Internacional de los Derechos Humanos, que la isla ratificará "en breve'' los pactos de derechos económicos, sociales y culturales, y de derechos civiles y políticos, como ''expresión'' del compromiso de Cuba con el sistema de la ONU.
''Lo recibimos como algo positivo, como también el anuncio de que Cuba va a permitir el análisis de la situación de los derechos humanos en el marco de los mecanismos que existen en Naciones Unidas'', indicó a Efe el opositor Oscar Espinosa, miembro del grupo de los 75 condenados en la primavera de 2003.
Espinosa, sentenciado a 20 años de prisión y actualmente con licencia extra penal por motivos de salud, consideró, no obstante, que ''es una reacción bastante tardía porque estos son acuerdos muy viejos''.
''Cuba era de los pocos países en el mundo que no habían firmado esos pactos; China, Vietnam... los han firmado'', dijo.
''Lo recibo con esperanza, pero es necesario hechos, como la liberación de los presos políticos, de los presos de conciencia, condenados hace años injustamente'', agregó.
Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), también reclamó medidas similares, al señalar que ''está muy bien que Cuba firme pactos de derechos humanos con Naciones Unidas o con cualquier otra entidad siempre y cuando los respete, pero hay una urgencia de liberación de los prisioneros políticos pacíficos''.
''Lo que debe hacer el Gobierno es reconocer en la ley y en la práctica los derechos de los cubanos, para eso no hace falta firmar pactos'', indicó el premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2002.
Elizardo Sánchez, líder de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos (CCDHRN), manifestó su ''profundo escepticismo'' por el anuncio.
''No me parece un anuncio negativo, aunque podría ser otra tomadura de pelo a la comunidad internacional por parte del Gobierno de Cuba, que acostumbra a hacer promesas y suscribir declaraciones e instrumentos internacionales'', indicó Sánchez.
''Hay que ver los hechos'', dijo al destacar que el Gobierno ''no cumple'' ni con las normas ya existentes en el ordenamiento de la isla en materia de asociaciones ni con otros acuerdos internacionales suscritos.
Marta Beatriz Roque, de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, indicó que en la última semana fueran detenidas más de 60 personas, en lo que consideró "violación total de la libertad de movimiento''.
''Si no fuera un asunto tan serio como es el decir que van a firmar'' esos dos pactos de derechos humanos, ''de verdad que mueve a risa (el anuncio)'', señaló Roque.
El moderado Manuel Cuesta Morúa, del socialdemócrata Arco Progresista, consideró ''importante el anuncio'' y recordó que la ratificación de los dos acuerdos era "una demanda muy antigua de la comunidad de derechos humanos y democrática dentro de Cuba, y también de la comunidad internacional''.
''Parece que también es importante que el gobierno cubano a la hora de firmar esos pactos responda con cambios al interior del país, que estén en congruencia con la letra y el espíritu de los pactos de derechos humanos'', añadió Cuesta Morúa, de acuerdo a Efe.
Fotografía superior: el jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba, Michael Parmly (izquierda) saluda al disidente René Gómez Manzano (derecha), en La Habana, durante una recepción en su residencia con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanoso, el 10 de diciembre de 2007 (Alejandro Ernesto/EFE).
Fotografía izquierda: el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Felipe Pérez Roque, ofrece una rueda de prensa, el 10 de diciembre de 2007, en La Habana, en la que informa que la isla suscribirá los pactos de derechos económicos, sociales y culturales, y de derechos civiles y políticos, como "expresión'' de la colaboración del país con el sistema de Naciones Unidas (Adalberto Roque/AFP/Getty Images).
Fotografía derecha: el jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba, Michael Parmly (izquierda) se dirige a los invitados durante una recepción en su residencia con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 2007 (Sven Creutzmann/Mambo photo/Getty Images).
Fotografía inferior: mujeres de las Damas de Blanco caminan por las calles de La Habana y entregan copias de la Constitución a los cubanos, el 10 de diciembre de 2007 (Sven Creutzmann/Mambo photo/Getty Images).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...