martes, 4 de diciembre de 2007

¿El cambio llega a Miami?


¿La fotografía del cambio? Dentro de un tiempo se podrá valorar mejor si sólo observamos la imagen del final feliz, al menos por el momento, de un drama familiares o somos testigos de algo más; una muestra de las cambiantes relaciones entre la isla y el exilio de Miami.
Por lo pronto sólo los hechos: Rafael Izquierdo y Joe Cubas (izquierda) se abrazan luego que la jueza de circuito Jeri B. Cohen aprobara el acuerdo alcanzado entre el padre de una niña cubana y sus padres adoptivos de Miami, que otorga al primero la ''custodia exclusiva'' de la menor, informaron fuentes judiciales.
El convenio alcanzado hace unas semanas entre el padre biológico de la niña, Rafael Izquierdo, y Joe Cubas, quien tenía la custodia temporal de la niña de cinco años, pone fin a la dura pugna legal que enfrentó durante dos años a las dos familias, informó la agencia Efe.
El acuerdo final entre las partes concede al padre natural de la niña la custodia de su hija y no restringe sus derechos parentales.
Izquierdo, un campesino cubano que se dedicaba a cuidar cerdos y sembrar malanga en su país, deberá permanecer en Estados Unidos hasta el año 2010, según el acuerdo.
Cubas y su esposa podrán visitar a la menor al menos 52 días al año, ya sea en fines de semana alternos o en los periodos en que Izquierdo se ausente del sur de la Florida, según el acuerdo alcanzado entre las partes.
En caso de que Izquierdo, de 32 años, decida permanecer en Estados Unidos a partir de 2010, las visitas de la familia Cubas a la niña podrían continuar hasta el 2012, fecha en que su hermanastro cumplirá 18 años, agrega Efe.
Este caso, que tenía algunas similitudes -aunque también notables diferencias- con la disputa por la custodia del niño Elián González en el año 2000 entre los familiares del niño y su padre, Juan Miguel González, en el que intervinieron de manera decidida varios grupos del exilio cubano en favor de que el pequeño se quedara en Miami, se resolvió de una manera radicalmente distinta.
El caso Elián se transformó en un conflicto con múltiples intereses políticos y judiciales, pero finalmente el niño y el padre regresaron a Cuba después de que el Departamento de Justicia ordenara el envío de agentes especiales para sacarlo de la vivienda de los parientes que deseaban su custodia.
La intervención de los grupos de exilio cubano en un caso de custodia familiar se consideró un grave error, mientras que la disputa actual de las familias Izquierdo y Cuba se ha llevado en términos judiciales sin que hayan intervenido otros intereses más allá de los puramente familiares.
Pero más allá de las comparaciones con el caso Elián, se aprecia que las circunstancias han cambiado, tanto en Cuba como en Miami. Izquierdo se ha convertido, de hecho, en el primer cubano que tiene la posibilidad de viajar entre la isla y el sur de Florida sin restricciones impuestas por ambos gobiernos. También podrá permanecer aquí de forma indefinida, sin que La Habana o Washington le exijan una definición política.
¿Asistimos finalmente al momento en que realmente los valores familiares se imponen sobre los objetivos ideológicos?
Fotografía: Rafael Izquierdo and Joe Cubas (izquierda) se abrazan después de que la jueza de circuito Jeri B. Cohen aprobara el acuerdo (John VanBeekum/The Miami Herald/MCT).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...