viernes, 28 de diciembre de 2007

Fidel insiste en que no se aferra al poder


Fidel Castro insistió en que no se aferra al poder aunque lo hiciera en el pasado, en un mensaje enviado hoy al Parlamento en la última sesión de la legislatura, clausurada por Raúl Castro con una crítica al exceso de prohibiciones y un repaso de la situación en el país, informó la agencia Efe.
El mensaje de Fidel Castro fue leído al inicio de la sesión, cuyo cierre aprovechó Raúl Castro para comentar que se trabaja en solucionar los problemas y necesidades de la isla aunque ''no siempre es posible'' avanzar rápido, mientras el ministro de Economía, José Luis Rodríguez, anunciaba un crecimiento en 2007 del 7.5 por ciento.
Fidel Castro, convaleciente de una grave enfermedad que le obligó a delegar provisionalmente sus cargos en julio de 2006, se convirtió en el protagonista de la sesión con un mensaje en el que recordó sus palabras del pasado 17 de diciembre.
Aquel día se difundió una carta del líder cubano en la que dijo que su "deber elemental'' no es aferrarse a cargos y ''mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes, sino aportar experiencias e ideas''.
''Puedo añadir que lo fui un tiempo (persona aferrada al poder) por exceso de juventud y escasez de conciencia, cuando, sin preceptor alguno, iba saliendo de mi ignorancia política y me convertí en socialista utópico'', señaló en el mensaje fechado el jueves.
''Era una etapa en que creía conocer lo que debía hacerse y deseaba poder hacerlo'', agrega Castro en su mensaje, al explicar que el cambio se debió a "la propia vida'' y el estudio del prócer cubano José Martí y de los clásicos del socialismo.
''Mientras más luchaba más me identificaba con tales objetivos y mucho antes del triunfo (de la revolución) pensaba ya que mi deber era luchar por éstos o morir en el combate'', añadió.
El jefe de la revolución también dejó claro su apoyo a Raúl Castro.
''Leí el discurso breve y concreto elaborado (que fue leído hoy) por Raúl que me envió previamente. Es necesario seguir marchando sin detenerse un minuto. Levantaré mi mano junto a la de ustedes para apoyarlo'', señaló Fidel Castro.
El gobernante provisional del país manifestó en ese discurso que coincide "con quienes han alertado sobre el exceso de prohibiciones y medidas legales, que hacen más daño que beneficio''.
Indicó que "no pocas de ellas han sido superadas por la vida y detrás de cada
prohibición incorrecta, búsquese un buen número de ilegalidades'' y subrayó que se continuará actuando con toda rapidez "para que la tierra y los recursos estén en manos de quienes sean capaces de producir con eficiencia''.
Raúl Castro dio cuenta de los más de 1.3 millones de planteamientos que entre septiembre y octubre manifestaron cinco millones de ciudadanos al debatir su discurso del 26 de julio pasado, en el que subrayó la necesidad de realizar reformas estructurales.
''El principal y decisivo propósito de este gran esfuerzo ha sido la búsqueda (...) de las mejores soluciones al alcance de las posibilidades económicas del país, ya que como dije recientemente, nadie aquí es mago ni puede sacar recursos de un sombrero'', dijo.
''Todos quisiéramos ir más rápido, pero no siempre es posible'', subrayó.
Fotografía: el gobernante en funciones, Raúl Castro, mira hacia el asiento perteneciente a Fidel Castro en la Asamblea Nacional del Poder Popular (Dado Galdieri/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...