sábado, 8 de diciembre de 2007

Un hombre y dos Habanas


Creo que es la única película hecha por un realizador cubano, exiliado y que vive en Estados Unidos, que se presenta este año en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Es un hecho que no ocurre con frecuencia, quizá es la primera vez que sucede. Sospecho que se trata de la primera mujer exiliada, residente en Estados Unidos, que exhibe una obra en Cuba, al menos dentro de un festival. Me parece que vale la pena divulgarlo, más aún si se tiene en cuenta que en Miami pocos lo conocen.
El documental The Man of Two Havanas, de Vivien Lesnik Weisman, se presenta en el festival de cine habanero. La periodista cubanoamericana está en la capital para participar en la actividad, expresa un cable de la agencia Associated Press.
La película, filmada en La Habana y Miami, cuenta la historia de su padre, Max Lesnik, quien fuera amigo de Fidel Castro antes de marchar al exilio en el sur de la Florida, tras una disputa con el gobernante cubano respecto a los vínculos de Cuba con la Unión Soviética, según la misma agencia.
La Associated Press añade que Max Lesnik es aún un crítico de Castro, pero se mantiene cercano al gobierno de Cuba, al tiempo que se opone al embargo norteamericano, una posición que ha hecho que elementos anticastristas en Miami acosaran a su familia.
Max Lesnik, que en la actualidad dirige la emisora Radio Miami, está también en Cuba, para participar del festival, según él mismo anunció en radio-miami.com.
Nacida en Cuba, la directora de cine expresa que creció en Estados Unidos, entre explosiones y disparos desde automóviles que tenían como objetivo a su padre, añade la información.
La realizadora expresa que la decisión de Cuba de exhibir su documental ''demuestra coraje hacia el pensamiento y la apertura, en la que es considerada una sociedad cerrada''. Agrega Vivien Lesnik que ''es difícil conocer cómo reaccionará una audiencia cubana'', siempre de acuerdo al cable de la AP.
La información del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano señala que Vivien Lesnik (Cuba, 1966) es graduada de Barnard College en Historia del Arte y de la New York Law School. Cursó además una maestría en dirección en la Escuela de Cine y Televisión de la UCLA. Ha recibido varios premios por sus cortos en la UCLA y el Festival de Cine de Houston, entre otros eventos e instituciones. The Man of Two Havanas fue presentado en Tribeca.
Sobre Vivien Lesnik y su película, cuando The Man of Two Havanas se exhibió en el Tribeca Film Festival, en New York, hay información en inglés, escrita por René Rodríguez (Father's story draws her closer to Cuba) y publicada el lunes 7 de mayo de 2007 en The Miami Herald.
Fotografía: cubanos a la entrada del teatro Karl Marx, en La Habana, el 4 de diciembre del 2007, para asistir al Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano (Javier Galeano/AP).
Actualización: he recibido varios mensajes sobre el hecho de que hay otros filmes anteriores a The Man of Two Havanas presentados en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Creo que el siguiente resume lo que me han comunicado los lectores:
''Esa no es el primer filme que un cubano de la generacion de Lesnik presenta en el festival de La Habana. Asi lo hizo por ejemplo, 90 Millas, de Juan Carlos Zaldivar en el 2001. Y ha habido otros''.
Para una reseña de Man of Two Havanas en español:
http://
www.cubaencuentro.com/es/blogs/el-tono-de-la-voz/los-lesnik-viajan-a-washington
Gracias a todos los que me escribieron al respecto.
Actualización (2). Sigo revisando mis mensajes y encuentro otro que extiende la lista de películas presentada en el festival habanero, y que muestra una amplitud de criterios, por parte de los organizadores del evento, que hasta ahora desconocía.
A continuación, este otro mensaje recibido:
''Armengol,
Sólo para aclararte que NO ''es la primera vez que sucede'' ni es la primera mujer exiliada que exhibe obra cinematográfica en Cuba durante un Festival. Me refiero a la afirmación que haces en tu blog sobre la película de los Lesnik, El hombre de las dos Habanas, que ahora se exhibe, seguramente con muchísimo éxito, entre los habaneros.
La participación de cintas cubanoamericanas y cineastas exiliados en el Festival de Cine de La Habana se remonta a Crossover Dreams (1985), de León Ichaso, que se puso en el Festival de La Habana de 1986 con el título de "Sueños frustrados''. Aunque no fue Ichaso, yo estaba allí y vi la película en el cine Yara, por si no aparece en los récords del evento.
Con posterioridad el desfile ha sido indetenible, tanto de cintas como de cineastas. Han estado documentales como Adio Kerida (2001), de Ruth Bejar, sendos documentales, sobre raperos y sobre las familias que no pueden viajar a la isla por las restricciones del 2004, de Lisandro Perez Jr., y hasta premios se han repartido algunos cineastas cubanoamericanos residentes en Estados Unidos , como el Premio Coral y Premio Documental Memoria que obtuvo Juan Carlos Zaldívar por su película testimonial 90 Millas.
También en 1997 había participado como productor cinematográfico el cubanoamericano Hugo Cancio con su película Zafiros, locura azul, dedicada a los Zafiros. La película fue producida por la firma estadounidense HMC Productions.
Y el pasado año se presentó una película filmada en Cuba por realizadores cubanoamericanos de Los Angeles, muy polémica porque se filmó en la isla sin permiso del Departamento del Tesoro: Amor y suicidio (2005), de Luis Moro, un cubanoamericano radicado en Los Angeles.
De manera que la lista es larga y tiene al menos 21 años. Espero que la aparición del documental de Lesnik en La Habana no sea interpretada como un "gesto'' de los cambios raulistas que ahora se ha puesto de moda mencionar en algunos espacios de Miami y de otros lares.
Por lo menos la ruta del cine cubanoamericano en el Festival de La Habana no serviría para esta apresurada confirmación''.
Hasta aquí el mensaje recibido, que agradezco igual que los anteriores. Debo aclarar que yo no hago una ''afirmación''. Utilizo las siguientes palabras: ''Creo'', ''quizá'', ''sospecho'', ''me parece'', para expresar mi interés ante la noticia de que el documental se presenta en La Habana. Ese interés por el documental y su tema, que tras tantos mensajes veo es compartida por muchos, ha aumentado.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...