miércoles, 12 de diciembre de 2007

‘‘Unidad'' y cambio de "táctica''


La opositora Marta Beatriz Roque llamó este miércoles a los disidentes a un ''frente unido'' para reclutar apoyo de los cubanos y del exilio, para encarar lo que consideró un cambio de ''táctica'' del gobierno en materia de derechos humanos, de acuerdo a una información de la AFP.
Roque convocó a la oposición a trabajar de forma ''coordinada'' y ''sin discutir liderazgos'' o posiciones políticas, en todo el próximo año, previo a la revisión a que se someterá Cuba ante el Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2009, según anunció el lunes el canciller Felipe Pérez Roque.
''Si el régimen cubano ha variado su táctica, modifiquemos también la nuestra, hagamos en estos 14 meses un Frente Unido de la Oposición Interna'', afirmó en una declaración.
Además,''solicitemos el apoyo de nuestros hermanos del exilio (anticastrista) y de la comunidad democrática internacional, para llevar a cabo ese propósito'', dijo Roque, única mujer de 75 opositores condenados en 2003 a entre seis y 28 años de prisión, liberada en 2004 por problemas de salud.
El canciller también afirmó que Cuba firmará en los próximos meses el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el de Derechos Civiles y Políticos.
La opositora estimó que el anuncio es un cambio de ''táctica'' con lo que ''la dictadura está tratando de ganar tiempo, haciendo una que otra acción que entretenga al mundo y utilizando nuevos métodos de desinformación''.
Roque dijo formular su llamado ''después de haber visto la actitud'' del gobierno el lunes en el Día de Derechos Humanos contra disidentes que marcharon en La Habana, ''golpeando e impidiendo (les) que salieran a la calle masivamente''.
Se debe agregar que no hay testimonios que muestren un interés, por parte de la disidencia y la población de salir ''masivamente'' a las calles, aunque sí se impidió a algunos opositores pacíficos participar en la actividades, algo, por otra parte, lamentable.
En igual sentido, las fotografías y reportajes de la prensa internacional acreditada en Cuba no muestran ni especifican que se hayan producido palizas.
Parece ser que la represión a los manifestantes se limitó, en la mayoría de los casos, a gritos y empujones. Periodistas que cubrían la noticia también fueron empujados. Nadie requirió atención médica. No por ello deja de ser condenable que se reprima con violencia e impunidad a manifestantes pasivos. Desde un punto de vista moral y ciudadano, se debe rechazar por igual, tanto si fue un golpe como si fueron varios.
Los representantes de cualquier movimiento cívico y político, así como los periodistas, deben intentar que sus palabras respondan a la realidad de forma responsable y objetiva. Por otra parte, a la larga las exageraciones no contribuyen a causa alguna.
Fotografía superior: Marta Beatriz Roque, vestida de negro, se une a las Damas de Blanco, cuando éstas se encuentran a punto de finalizar una marcha el 9 de diciembre de 2007 (Sven Creutzmann/Mambo photo/Getty Images)
Fotografías izquierda y derecha: la líder disidente Marta Beatriz Roque (derecha) asiste a una demostración de las Damas de Blanco, en que participaron ocho españolas, el 9 de diciembre de 2007 (Adalberto Roque/AFP/Getty Images).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...