viernes, 25 de enero de 2008

Apoyo a campaña por moneda única


Disidentes cubanas afiliadas a la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) afirmaron hoy que tienen un amplio respaldo popular a su campaña ''Con la misma moneda'', para que se establezca una sola moneda en la isla, de acuerdo a una información de la agencia Efe.
Según explicó a periodistas el ejecutivo de FLAMUR, presidido por Maura Iset González Jurquet, la organización ilegal realizó una encuesta entre 7.825 personas en toda la isla y entre sus resultados arrojó que el 99 por ciento "quieren que haya una sola moneda en Cuba''.
''Si no tienes el CUC (peso convertible cubano) no puedes adquirir productos de primera necesidad como jabón, aceite y otros (...). Lo que pedimos es que con lo que se le paga al cubano pueda entrar a cualquier establecimiento de este país a comprar lo que necesita sin importar si es peso cubano o CUC'', señaló la presidenta de FLAMUR.
En Cuba circulan el peso cubano -devaluado, utilizado para el pago de los salarios- y el peso cubano convertible (CUC), con el que se pueden realizar la mayoría de las operaciones en el país, equivalente a 1,08 dólares estadounidenses.
Las integrantes de FLAMUR recordaron que el pasado 21 de noviembre entregaron 10.738
firmas a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) de Cuba en respaldo a su reclamación.
Según las representantes de FLAMUR, el 95 por ciento de los encuestados manifestaron estar a favor de que la Asamblea Nacional discuta esta iniciativa y más del 97 por ciento rechazan la dualidad monetaria.
''Estamos en contra de la dualidad de moneda, del apartheid económico y turístico y es por eso que hemos lanzado esta campaña que ha sido satisfactoria en cuanto al pueblo, porque las personas se muestran interesadas y ven una esperanza en nosotras'', señaló Katia Martín Véliz, promotora de la encuesta.
''Continuamos esperando su respuesta (del Parlamento), pero hemos llegado a una segunda fase, realizamos la encuesta al pueblo por edad, sexo, raza y nivel de escolaridad que ha sido un 95 por ciento satisfactoria'', añadió.
El Gobierno cubano tiene entre sus temas pendientes una solución para el problema de la moneda.
El presidente provisional de Cuba, Raúl Castro, indicó en el Parlamento, en diciembre, que ''complejos asuntos, como la existencia de dos monedas y las deformaciones de los sistemas de salarios y precios, requieren estudio profundo y se realizará con la mesura, rigor y responsabilidad que merecen''.
Fotografía: Maura Iset González (i) y Katia Sonia Martín Véliz (d), presidenta y promotora, respectivamente, del ejecutivo de la disidente Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) hablan hoy, 25 de enero de 2008, en una rueda de prensa, en La Habana (Cuba), para divulgar los resultados de una encuesta de opinión nacional sobre su campaña denominada ''Con la misma moneda", con la que han demandado ante el Parlamento la circulación de una moneda única en el país (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...