miércoles, 2 de enero de 2008

Babalawos satisfechos de diálogo


Un millar de sacerdotes yorubas (babalawos) cubanos, que desde hace 21 años emiten un pronóstico conocido como ''Letra del Año'', expresaron este miércoles su satisfacción por el diálogo ''respetuoso'' con las autoridades, que les abrió un espacio y facilidades migratorias a sus seguidores extranjeros, informó la AFP.
''Fuimos atendidos con un gran respeto. Se tomaron en consideración nuestros requerimientos. Fue un diálogo muy respetuoso'', dijo el babalawo Lázaro Cuesta, en referencia a la entrevista que solicitaron con funcionarios de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista de Cuba (PCC).
Cuesta respondió a una pregunta durante una conferencia de prensa a nombre de la Comisión Organizadora de la Letra del Año, este año ofrecida en un local de un centro cultural estatal.
Otro grupo de sacerdotes de Santería cubana o Regla de Osha que integran la Asociación reconocimiento oficial.
Los babalawos de la Comisión dijeron a los funcionarios del PCC que se sentían ''discriminados, desconocidos en una serie de aspectos desde el punto de vista de Congresos y espacio'', dijo Cuesta.
''Hemos logrado un espacio'', dijo el religioso e ilustró la afirmación con el hecho de que por primera vez en 21 años la conferencia se hace en un amplio local estatal.
''Muchas veces nuestros hermanos tenían serios problemas cuando venía alguna persona (del extranjero) a recibir atención religiosa a nuestras casas'', añadió.
Explicó que las autoridades orientaron a emigración atender la solicitud del cambio de visas a esas personas de la turística a la religiosa, lo que se realiza ahora sin problemas.
Fotografía: el sacerdote de cultos afrocubanos o "babalawo'' cubano Lázaro Cuesta ofrece una rueda de prensa hoy, 02 de enero de 2008, en La Habana, para dar a conocer ''La Letra del Año''(Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...