martes, 1 de enero de 2008

Divorciado


Pedro Llera, sentado en la cama de la vivienda que comparte con su ex esposa, en La Habana, el 27 de diciembre del 2007. Parejas separadas con frecuencia siguen compartiendo el mismo techo en Cuba, quizá hasta por el resto de sus vidas. En la isla divorciarse es muy fácil, pero conseguir una vivienda propia resulta mucho más difícil.
Fotografía: (Dado Galdieri/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...