viernes, 25 de enero de 2008

El abuso sexual infantil


El Ministerio del Interior acaba de informar aglunas cifras sobre hechos y situaciones que desde hace años han estado ausentes por completo de la prensa oficial: los abusos sexuales a menores.
La tercera parte de los delitos sexuales contra menores en Cuba afectan a niños de 6 a 10 años de edad, informó ayer el Ministerio del Interior (MININT), según la agencia Efe.
El jefe de la Dirección de Menores del MININT, Enrique Pérez Medina, precisó que la incidencia de ese tipo de delitos es similar a la de otros países del mundo, que en Cuba suponen menos del 5 por ciento del total de hechos delictivos y que en el 90 por ciento se conoce al autor.
Pérez no dio cifras de denuncias por este tipo de delitos en la isla, pero detalló que el 34 por ciento de abusos a menores se comete con niños de 6 a 10 años y un 31 por ciento con los que tienen de 11 a 13.
Por sexo, las niñas son víctimas en el 75.9 por ciento de los casos.
''No hay más evidencias de abuso infantil en Cuba que en otros países'', señaló Pérez al explicar que al igual que en el resto del mundo uno de los problemas para la persecución de estos delitos es el ''subregistro'', ya que no todos los casos se denuncian.
El responsable del MININT dio las cifras en la presentación de la Conferencia Regional de Protección Infantil, que tendrá lugar en La Habana del 28 de enero al 1 de febrero, organizado por esa entidad en colaboración con la organización no gubernamental británica Child Protection y la Embajada del Reino Unido.
Anthony Butler, directivo de Child Protection, señaló que a pesar de la alta incidencia del turismo en Cuba, no hay pruebas de que el abuso sexual infantil se produzca en ese sector, ni de que haya una explotación comercial de menores en la isla.
Destacó las innovaciones de la isla en la atención de estos hechos con mecanismos como la utilización de video para entrevistar a menores, evitando la multiplicación de las veces que el niño tiene que narrar los hechos, y la asistencia postraumática del menor con métodos como la ayuda con mascotas.
Al congreso, el primero de esa materia en la región, asistirán delegados de 17 países para debatir sobre la ''colaboración multiagencial'', el estudio del marco legal y los métodos para concienciar a la población sobre este tipo de delitos, así como la atención a las víctimas y la prevención.
Cuba y Gran Bretaña colaboran en el tratamiento y persecución de los delitos contra menores desde 1999.
Fotografía: escolares cubanos durante la celebración del nacimiento de José Martí en La Habana el pasado año (Especial para El Nuevo Herald).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...