jueves, 10 de enero de 2008

Inercia y burocracia


Inoperancia, inercia y burocracia son algunos de los males que aquejan a ''no pocas''instituciones oficiales cubanas dedicadas a la esfera de la cultura, según denuncia el diario Juventud Rebelde.
El rotativo oficial señala que ''el tiempo ha evidenciado la necesidad de que nos sentemos a revisar las estructuras de muchas de las instituciones culturales de nuestro país'', ya que la mayoría de ellas fueron diseñadas hace décadas en circunstancias distintas a las actuales en Cuba y en el mundo, de acuerdo a una nota de Efe.
''De ahí el hecho de que no pocas de tales instituciones resulten en la actualidad sencillamente inoperantes y sólo caldo de cultivo para que en las mismas florezca, en el mejor de los casos, la inercia, y en el peor, la burocracia, ya sea la de la vieja estirpe o la de la nueva escuela'', agrega.
Juventud Rebelde elogia fórmulas alternativas como la que representa el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, una institución cultural independiente, sin fines lucrativos y creada con el auspicio de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).
El diario destaca el trabajo que realiza el centro con muy reducida plantilla, escasos recursos y ''muchísimas ganas de hacer'' frente a otras instituciones de la esfera que, ''en no pocos casos, con posibilidades económicas infinitamente superiores y un elevado número de trabajadores'', no pueden comparar su trabajo ''ni por asomo'' con el desarrollado por este centro.
Añade que en este centro, además, ''se respira respeto por el artista, algo que tanto falta en otros sitios''.
Para conocer más de la labor del Centro Pablo de la Torriente Brau piche aquí.
Fotografía: vendedor callejero en una calle de La Habana Vieja (Dado Galdieri/AP)

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...