viernes, 11 de enero de 2008

La importancia del viaje de Lula frente a las tonterías y la falta de visión de Miami



En otra muestra de tergiversación de la información, La Nueva Cuba titula: PORTAVOZ DE LULA: "INCIERTA REUNION CON FIDEL CASTRO DEBIDO A SU ESTADO DE SALUD".
La exageración de las mayúsculas es sólo el primer paso,de una nota que busca esplotar un ángulo sensacionalista en una declaración breve.
Dice La Nueva Cuba:
''El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ofrecerá inversiones durante su visita de la próxima semana a Cuba, pero el estado de salud de Fidel Castro mantiene incierta una reunión entre los dos líderes, dijo el jueves el portavoz del mandatario brasileño.
Castro ha aparecido sólo en videos y fotografías desde que fue sometido a una cirugía abdominal en julio del 2006, cuando entregó el mando a su hermano Raúl.
Con la condición de Fidel Castro mantenida como un secreto de Estado, no está claro si el líder de 81 años retomará el poder.
Lula y Castro pretenden reunirse, pero debido a la salud del líder cubano esto no podía confirmarse , dijo el portavoz del presidente brasileño, Marcelo Baumbach.
'El presidente tiene la intención de encontrarse con Fidel Castro (...) es un amigo personal del presidente Lula (...) pero, debido a la situación de salud de Fidel Castro, siempre dependemos un poco de la opinión de los médicos,' agregó''.
Hasta aquí el texto aparecido en La Nueva Cuba.
Lo único nuevo y verdadero es la última cita del portavoz presidencial brasileño.
Todo lo demás es un amasijo para querer enfatizar un estado de gravedad, en la salud del gobernante cubano, que no ha sido confirmado ni informado por medio noticioso alguno.
La parte de las declaraciones de Baumbach también despertaron la atención de los periodistas de la Agence France Presse, que desde Brasilia encabezaron un cable de la siguiente manera:
''El eventual encuentro entre el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y el líder cubano Fidel Castro, que podría ocurrir el martes en La Habana, depende únicamente de los médicos del mandatario antillano, dijo ayer el vocero presidencial, Marcelo Baumbach.
'El presidente Lula tiene la intención de encontrarse con Fidel Castro. Es un amigo personal del presidente Lula, pero debido a la situación de salud de Fidel dependemos un poco de la opinión de los médicos sobre el mejor momento para la reunión', dijo Baumbach en una conferencia de prensa.
Sobre ese eventual encuentro, el portavoz dijo que 'es probable que ocurra. Todos quieren que eso ocurra y el presidente Lula está muy contento con la posibilidad de encontrarse con Fidel Castro'.
Según Baumbach, 'el presidente Fidel Castro también quiere ese encuentro con el presidente Lula'.
Hasta aquí el cable de la AFP, que en esta ocasión ha preferido destacar la parte más especulativa del viaje del manatario brasileño y dejar a un lado los aspectos verdaderamente importantes del viaje.
Creo que la mejor información al respecto la brinda la agencia Efe, en un texto que refleja la importancia de la visita de Lula a Cuba, por encima de las especulaciones de un encuentro con Fidel Castro.
Dice la agencia Efe:
''El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, permanecerá en Cuba durante 24 horas entre el lunes y el martes, para impulsar negocios en petróleo, alimentos y elevar los créditos a la isla, informó hoy el gobierno brasileño.
Según explicó en una rueda de prensa en Brasilia el portavoz de la Presidencia, Marcelo Baumbach, Lula llegará a La Habana el lunes 14 de enero, proveniente de Ciudad de Guatemala.
'La economía cubana superó el período de dificultad y ha crecido a tasas superiores al 10 por ciento, lo que abre oportunidades para el desarrollo, inversiones y sociedades', explicó.
'El gobierno brasileño está atento al deseo de inversionistas, de ampliar su presencia en Cuba y pretende fomentar la inversión en ese país, sobre todo en áreas estratégicas de la economía', agregó Baumbach.
Lula saldrá de Guatemala a las 18.00 hora local (0.00 GMT) y llegará La Habana a las 21.00 hora local (2.00 GMT), acompañado de varios de sus ministros de Estado y del presidente de la empresa petrolera estatal Petrobras, explicó.
La visita de Lula y sus ministros a la mayor de las islas antillanas se extenderá
hasta la noche del martes 15 y todavía la agenda respectiva está en elaboración, explicó el Portavoz.
'La sustancia de la visita del presidente Lula será una sólida agenda bilateral, en la cual sobresalen las áreas de financiamiento, salud y energía', dijo.
''Se espera poder anunciar diversas iniciativas y la conclusión de varios acuerdos, sobre todo en esas áreas', agregó.
Baumbach afirmó que en los últimos años Cuba ha presentado 'un desarrollo acelerado e intensa modernización'.
En la visita de Lula ambos gobiernos discutirán cómo elevar las líneas de crédito de Brasil para Cuba, especialmente para la compra de alimentos brasileños.
'Brasil busca incrementar la exportación de alimentos para Cuba, que ya presenta números significativos. Además pretende anunciar financiamientos a proyectos cubanos industriales, químico- farmacéuticos, agroindustriales y de infraestructura', dijo el portavoz.
Además podrá ser discutida la participación de Brasil en obras de modernización de la infraestructura turística de la isla, agregó.
Respecto a la energía 'existe campo fértil para asociaciones con Petrobras y para la conclusión de un acuerdo marco energético', dijo Baumbach.
Afirmó que Cuba aumentó su producción petrolera y ya extrae el 60 por ciento del petróleo que consume.
Petrobras también pretende discutir la construcción de una fábrica de lubricantes en Cuba, la exploración y producción de crudo en aguas cubanas del Golfo de México, la cooperación en refino, pesquisa y desarrollo de recursos humanos.
En salud se espera avanzar en la cooperación para producir medicamentos y vacunas, entre otros acuerdos.
Lula además se reunirá con el vicepresidente Raúl Castro y con el presidente de la Asamblea Nacional (congreso) Ricardo Alarcón de Quesada''.
Hasta aquí la información de la agencia de prensa española.
Sólo los dos últimos párrafos de la información de Efe (aquí omitidos para evitar una mayor repetición) tienen que ver con el posible encuentro entre Fidel y Lula.
Creo que es más importantes situar la visita en su justa dimensión que especular sobre si se verán cara a cara los dos mandatarios.
Fotografía: el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, durante un encuentro con los periodistas para celebrar las festividades de fin de año, el 20 de diciembre de 2007, en el Palacio del Planalto en Brasilia, Brasil (Carlos Humberto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...