jueves, 3 de enero de 2008

Obama y Huckabee


Las ''elecciones'' primarias de Iowa no necesariamente definen el curso político de la elección. En buena medida son un evento de propaganda y periodístico, y aunque sirven para dar impulso o ayudar a convercer a un aspirante que ha llegado el momento de retirarse, cualquier proyección a partir de ellas puede resulta provisional.
Pero si este año Iowa insinúa un camino, la contienda electoral no sólo va a resultar muy movida, sino también sólidamente definida desde los comienzos.
El senador Barack Obama, que intenta ser el primer presidente negro de Estados Unidos, ganó las asambleas partidarias de este estado el jueves por la noche, la primera prueba en la contienda por la candidatura presidencial demócrata.
Obama se impuso en una muy reñida contienda a la senadora Hillary Rodham Clinton y a John Edwards.
Entre los republicanos, Mike Huckabee, un pastor bautista convertido en político de derechas, apoyado por los cristianos evangélicos, obtuvo la victoria en las asambleas de su partido.
Huckabee venció por amplio margen al ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, a pesar de que éste gastó decenas de millones de dólares más. Asimismo, Huckabee se negó en los últimos días de campaña a atacar a Romney, derechista como él, a través de avisos por televisión como le aconsejaban sus asesores, informó la agencia AP.
Romney trató de presentar el resultado como algo menos de una derrota, señalando que hace semanas tenía 20 puntos menos que Huckabee. ''Me agrada haber acortado la brecha y pienso seguir acortándola en todo el país'', dijo.
Por su parte, Rudy Giuliani ha concentrado sus esfuerzos en la Florida.
Iowa es un estado rural, con escasa población y pocos votantes. El método que se utiliza no es la votación secreta, sino la reunión en asambleas, que discuten y eligen a un delegado. La importancia de estas reuniones radica en que sirven al país para medir qué candidatos arrancan con fuerza el largo proceso electoral.
Con respecto a Miami y al voto exiliado tradicional, Iowa deja a los ''anticastristas verticales'' con una doble derrota: ni Giuliani ni John McCain, los dos aspirantes con mayor apoyo económico entre los sectores más influyentes del exilio tradicional quedaron bien situados. Dentro del campo demócrata, la victoria de Obama tampoco resulta dulce para quienes se manifiestan por el statu quo en la política hacia la isla.
Obama ha calificado la política de restricciones del gobierno de Bush para los viajes y envíos de remesas a Cuba como ''una estrategia disparatada'', que debería dejarse de lado por otras iniciativas que sirvan para ''apoyar la causa de la libertad y la democracia en Cuba''.
Fotografía superior: un hombre pasa junto a los carteles de los aspirantes presidenciales demócratas de los senadores Barack Obama y Hillary Rodham Clinton, en la escuela secundaria Herbert Hoover High School, en Des Moines, Iowa, el 3 de enero de 2008 (Jeff Chiu/AP).
Fotografía izquierda: detalle de unos botones con la imagen del senador de Illinois y precandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos Barack Obama hoy, 3 de enero de 2008, en la noche del caucus en Hy-Vee Hall de Des Moines, Iowa. Seguidores
republicanos y demócratas votan hoy en los colegios electorales por los diferentes
aspirantes que buscan la candidatura oficial de sus partidos a las elecciones generales del próximo 4 de noviembre (Michal Czerwonka/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...