martes, 12 de febrero de 2008

Disidentes reclaman resultados concretos

Disidentes cubanos reclamaron hoy resultados al mecanismo de diálogo sobre derechos humanos que mantienen los gobiernos de España y Cuba desde abril del año pasado y lamentaron que hasta el momento no haya dado frutos concretos, según un cable de la agencia Efe.
Delegaciones de ambos gobiernos se reunieron el lunes en Madrid, en la segunda sesión oficial de este mecanismo abierto el año pasado durante la visita a Cuba del ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Angel Moratinos.
''Lamentablemente, parece un ejercicio para entretener la inteligencia de cubanos y españoles'', declaró a Efe Miriam Leiva, miembro de las Damas de Blanco, que agrupa a mujeres familiares de los 75 disidentes condenados en la primavera de 2003.
Según el comunicado emitido al acabar la reunión de Madrid, el gobierno cubano anunció su intención de firmar, antes de que concluya el primer trimestre de este año, los pactos internacionales sobre derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales.
Además, ambos países abordaron ''la cuestión de los sistemas penitenciarios en todos sus aspectos, tanto institucionales como humanos''.
Para Leiva, ''el gobierno cubano no tiene ningún propósito de responder adecuadamente a España, a la comunidad internacional y, sobre todo, a los prisioneros de conciencia que están en condiciones terribles en las celdas''.
''Desde abril hasta ahora no se ha producido ningún avance en materia de derechos humanos'', agregó, y subrayó que ''si el Gobierno cubano se propone dar pasos de cambio, debe empezar por liberar presos y no realizar tantas jugadas de engaño''.
A Vladimiro Roca, líder del movimiento ''Todos Unidos'', no le pareció ''ni positivo ni negativo'' un mecanismo de diálogo del que hasta ahora no ve resultados y que, desde su punto de vista, ''no ha funcionado''.
''Estoy pidiendo resultados. Hay que esperar hasta el primer trimestre para ver si firman los pactos. Y después de que firmen los pactos, ver cómo se instrumentan, porque no es la firma sino su implementación y respeto'', agregó.
No obstante, expresó dudas ''de que se vaya a traer ningún beneficio al pueblo cubano ni a los opositores'', ya que el gobierno que encabezan los hermanos Fidel y Raúl Castro es un ''contumaz violador de su propia constitución''.
En igual sentido se manifestó Martha Beatriz Roque, de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, quien afirmó a Efe que el mecanismo de diálogo con España no es "ni positivo ni negativo. Es nada. Nada de nada''.
''¿Dónde están los presos liberados? Eso es conversar por conversar'', agregó.
Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación, afirmó que "si en algún momento este diálogo despertó espectativa y algunas esperanzas, lamentablemente ya no es así''.
''Ya pasa mucho tiempo -continuó- en que esto se estableció y ciertamente no ha habido ningún logro. Más bien lo que ha ocurrido es que esta actuación del gobierno español (...) ha servido para dar el mensaje al gobierno cubano de que la calidad de las relaciones (...) no depende de los derechos humanos''.
Oscar Espinosa Chepe, miembro del grupo de los 75 y actualmente excarcelado por motivos de salud, dijo que esperaba que ''la parte cubana ofreciera la liberación de los presos de conciencia''.
Destacó que hay ''muy buenos deseos por la parte española, y una posición muy noble, pero sin correspondencia por la parte cubana''.
Espinosa indicó que en los últimos tiempos el presidente provisional de Cuba, Raúl Castro, ha impulsado debates y ha expuesto "una serie de argumentos e ideas que eran las que durante mucho tiempo han defendido los disidentes''.
''Siempre fue injusto el encierro, pero hoy es increíble'', agregó.
Foto de archivo del disidente cubano Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano de Liberación, en esta foto de archivo del 2005 (Enrique de la Osa/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...