jueves, 7 de febrero de 2008

Sentenciarán hoy a benefactor de Posada


El benefactor de Luis Posada Carriles, Santiago Alvarez, será sentenciado hoy por obstrucción a la justicia, después de negarse a declarar sobre la entrada ilegal a Estados Unidos del anticastrista, ocurrida en 2005, informa la agencia Efe.
Alvarez, junto a Osvaldo Mitat, otro de los acusados, escucharán su condena en un tribunal de El Paso (Texas), tras declararse culpables de desobedecer una orden judicial para testificar en enero de 2007 ante un gran jurado.
Ese delito acarrea una sentencia de hasta diez años de prisión, pero la Fiscalía Federal ha pedido para los dos cubanos una condena de dos a dos años y medio de cárcel, tomando en cuenta ''que los acusados aceptaron su falta'', según un documento judicial presentado ante la corte federal del oeste, en esta ciudad.
La Fiscalía del sur oeste de Texas pretendió llevar ante un gran jurado a los dos exiliados para que declararan en torno a la entrada ilegal de Posada Carriles, quien afrontaba un juicio por mentir en su solicitud de ciudadanía en relación a la ruta utilizada para ingresar en Estados Unidos.
Las autoridades estadounidenses acusaron al Posada Carriles, con nacionalidad venezolana, de mentir al declarar que entró al país en 2005 vía terrestre por Matamoros, en la frontera de México con Bronsville (Texas).
De acuerdo con la fiscalía, existían pruebas que indicaban que viajó desde Isla Mujeres, unos doce kilómetros al norte de Cancún (México), a Miami (Florida) a bordo de la embarcación Santrina, propiedad de Alvarez, un empresario cubano.
Alvarez -según los fiscales- integró un grupo de cuatro cubanoamericanos que zarpó de Miami rumbo a Cancún con el propósito de traer a Posada Carriles de manera ilegal al país, después de que éste fuera liberado de una prisión en Panamá.
Posada Carriles y otros tres hombres fueron condenados en Panamá por cargos de posesión de armas y uso de documentos falsos, después de que el gobierno cubano denunciara que estaba planeando un atentado contra el gobernante Fidel Castro durante la X Cumbre Iberoamericana que se celebró en noviembre de 2000.
En el Santrina viajaron también los anticastristas Osvaldo Mitat, José Pujol, Rubén López Castro, y un testigo confidencial del gobierno estadounidense,
quienes se encontraron con Posada Carriles en Quintana Roo, después de que fuera
escoltado desde Panamá hasta Cancún por otro individuo identificado como Ernesto Abreu, de acuerdo con el documento judicial.
El documento, presentado en el tribunal para que sea utilizado en la audiencia de la sentencia, indica que los cinco individuos regresaron con Posada Carriles en la embarcación y que éste eventualmente solicitó la ciudadanía declarando haber ingresado al país vía terrestre por la frontera sur del país.
La fiscalía, que acusó a Posada Carriles de mentir al Departamento de Seguridad Nacional, obtuvo una orden judicial para que Alvarez, Mitat, Pujol y López Castro testificaran sobre el ingreso de su compatriota.
Pero los cuatro se negaron y la fiscalía acusó a Alvarez de ser el líder del grupo, de instruirlos para que desobedecieran la orden judicial y de callar a toda costa la travesía del Santrina a Cancún.
En una conversación telefónica -según el documento- entre Alvarez y López Castro, cuando el primero estaba en la cárcel por posesión de armas, éste al enterarse de que entre los ocupantes viajó un infiltrado del gobierno, dijo que sería en todo caso su palabra contra la de cinco personas más, incluyendo a Posada Carriles.
Alvarez en una audiencia previa ante el juez David Briones, quien lo sentenciará mañana, pidió perdón al tribunal por los problemas ocasionados.
''No abandonaré mi causa, pero no incumpliré en el futuro las leyes de los Estados Unidos'', dijo.
Pujol y López Castro, que se declararon culpables del mismo delito en diciembre
pasado, tiene una audiencia de condena el próximo 13 de marzo y la presidirá la jueza Kathleen Cardone, quien desestimó los cargos que pendían sobre Posada Carriles en mayo del 2007.
Fotografía: De izquierda a derecha, Santiago Alvarez, Osvaldo Mitat y José Hilario Pujol (Roberto Koltun/ El Nuevo Herald).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...