viernes, 7 de marzo de 2008

Comisario busca normalizar nexos


El comisario europeo Louis Michel se reunió este viernes con autoridades del Gobierno de Raúl Castro, con quienes busca un diálogo que normalice las relaciones entre Cuba y la Unión Europea (UE), bloqueadas en 2003 por la condena de 75 opositores.
Michel sostuvo conversaciones oficiales con el canciller Felipe Pérez Roque, que se prolongaron más allá del tiempo previsto, demora que provocó la posposición a última hora de una declaración de prensa ''para los próximos días'', informó la AFP.
Tras sus pláticas, el canciller cubano y el comisario de la UE recibieron en la cancillería al cuerpo diplomático acreditado en La Habana.
Michel llegó la noche del jueves para cumplir un programa hasta el domingo en La Habana, donde se entrevistará además con el vicepresidente Carlos Lage; el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, y otros funcionarios cubanos.
Mientras Michel y Pérez Roque dialogaban en La Habana, en Washington el presidente estadounidense, George W. Bush, dijo que ''lamentablemente, la lista de países que apoyan al pueblo cubano es demasiado corta y la ausencia de ciertas democracias en esa lista es demasiado manifiesta''.
Un acercamiento de Cuba con la UE es promovido por España, pero Pérez Roque ha reprochado recientemente a la UE ser "incapaz'' de desarrollar una "política propia'' hacia Cuba, que no responda a "presiones'' de Estados Unidos''.
No se descarta que Michel sea recibido al final de su visita por el presidente Raúl Castro, a quien le ofreció "un diálogo político constructivo'' el 25 de febrero, un día después de ser elegido sucesor del líder convaleciente Fidel Castro.
Esta es la tercera misión de Michel en Cuba, aunque la primera, en 2002, la cumplió como canciller belga. En 2005, como comisario, fue recibido durante cuatro horas por el entonces gobernante Fidel Castro, quien en febrero renunció a ser reelegido por su enfermedad.
Pero esa vez también escuchó por separado a dirigentes de la oposición ilegal interna, algunos de los cuales dijeron ahora a la AFP no haber recibido alguna invitación al respecto.
''No he recibido ninguna notificación'', dijo la opositora Martha Beatriz Roque, quien advirtió que ''si el encuentro no se produce, ellos estarían incumpliendo con la letra de la Unión Europea''.
El economista Oscar Espinosa, uno de los 75 disidentes condenados a prisión en 2003 y excarcelado por motivos de salud, dijo que aún no había recibido ningún llamado y recordó el encuentro de 2005.
''Tuvimos un encuentro que fue muy positivo, y además el comisario ha hecho algunas declaraciones con respecto a los presos políticos y de conciencia, muy positivas, pidiendo la excarcelación'', dijo.
La visita tiene lugar luego de que Cuba suscribiera dos pactos internacionales en derechos humanos, un ''hecho positivo'' según la presidencia eslovena de la UE, y tres semanas después de que Cuba y España celebraran su segunda reunión de un diálogo de derechos humanos.
Pero para instalar el diálogo, señalan observadores, habría que modificar exigencias sostenidas en los últimos años: la UE pide a Cuba gestos en materia de democracia, derechos humanos, libertad de presos -unos 240- y elecciones libres.
Por su parte, La Habana exige la derogación definitiva de las sanciones impuestas en 2003 luego de que los 75 opositores fueran condenados, suspendidas temporalmente en 2005.
Fotografía: el comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (UE), el belga Louis Michel (segundo izquierda), llega hoy, 7 de marzo de 2008, a la sede de la Asamblea Nacional del poder Popular en La Habana, previo a un encuentro con el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón. Entre los asuntos que tratará Michel en La Habana figuran los derechos humanos y ''todos los campos de interés común político'', así como asuntos económicos, científicos y culturales (Stringer/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...