viernes, 28 de marzo de 2008

Congreso de escritores


La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) celebra la próxima semana su VII Congreso, el primero en diez años, que llega marcado por las reivindicaciones de sus miembros y el espíritu de cambios impulsado por el presidente Raúl Castro.
Tras un año de reuniones en el ámbito local y provincial, más de 400 intelectuales y artistas cubanos se reunirán del 1 al 4 de abril para impulsar ''cambios sustanciales'' en la vida cultural de la isla y reivindicar una Uneac, organización pro gubernamental, con ''nuevos bríos'', de acuerdo a una información de la agencia EFe.
Miembros consultados por Efe indicaron que los debates previos incluyeron demandas como el acceso a Internet, las condiciones de vida de los artistas, las trabas burocráticas para viajar fuera de la isla y las prohibiciones relacionadas con el acceso a vehículos, computadoras.
Esta última restricción y la de comprar a título particular otros artículos como televisiones o aparatos de video desaparecerá legalmente precisamente el mismo día en que comienza el congreso, en la primera reforma adoptada por Raúl Castro, tras su elección como presidente el pasado 24 de febrero.
''Queremos una Uneac abierta, flexible, dinámica, que impulse la cultura cubana al interior y al exterior'', dijo en declaraciones que hoy publican medios locales el escritor Miguel Barnet, presidente del comité organizador del congreso.
Con más de 5,000 intelectuales y artistas de todas las manifestaciones, la organización debe ser, en opinión de Barnet, espacio de ''debate permanente'' de intelectuales y artistas, en momentos en que sus miembros no pueden quedarse ''rezagados de la discusión abierta que hoy tiene lugar en toda Cuba''.
El novelista y poeta, premios Juan Rulfo de cuento (2006) y José Donoso (2007), subrayó que habrá muchos ojos puestos sobre los intelectuales y subrayó que la reunión ‘‘será una reafirmación de los valores del socialismo''.
Uno de los delegados al cónclave, el escritor Leonardo Padura, declaró a Efe que ''Cuba está viviendo un momento en el que se anuncian cambios, se están produciendo, y sobre todo la gente espera más cambios''.
''En esta sociedad cambiante creo que la intelectualidad tiene que tener un papel más activo, porque, tanto a nivel social como cultural, es necesario replantearse algunas proyecciones generales y particulares'', apuntó Padura, ganador de los premios Café Gijón (1995) y por dos veces del Dashiell Hammet de Novela Negra.
En su opinión este congreso ''tiene la oportunidad y la responsabilidad de ser un
congreso cultural pero también social''.
Por eso considera que valdría la pena discutir en este foro ''desde temas tan cercanos como los problemas de la educación en general en Cuba hasta manifestaciones sociales''.
A ello suma los problemas de la creación y del acceso al internet, así como las condiciones materiales de vida que confronta el sector como consecuencia del deterioro que ha padecido la economía nacional a partir de la pasada década.
''Como nunca antes la Uneac tiene una responsabilidad no solo con sus afiliados sino con toda la sociedad cubana en un momento en que se plantea la necesidad de buscar soluciones y mecanismos de perfeccionamiento'', subrayó.
Por su parte, el poeta César López, Premio Nacional de Literatura, destacó que ''hay cosas que prometen mucho''.
''Estamos en un momento de rectificación que viene desarrollándose en cuanto a los temas y conceptos de la cultura que es una sola, aunque existan diferencias entre los creadores que pueden ser ideológicas y el lugar donde radiquen'', dijo.
Espera que del congreso ''salga luz'' y se confronten "posturas dentro de esa defensa de la cultura que es también tener memoria, porque no tener memoria es traicionar a la cultura''.
''Esperamos que todos podamos hacer algo por la cultura nacional'', agregó.
Fotografía superior: un integrante del grupo Raíces Profundas interpreta a un dios afrocubano el 27 de marzo de 2008 en una de las actividades del XIII Encuentro Internacional de Danza en Paisajes Urbanos "Habana Vieja Ciudad en Movimiento", que se lleva a cabo en la capital de la Isla (Alejandro Ernesto/EFE).
Fotografía derecha primera: actores y ciudadanos cubanos observan el 27 de marzo de 2008 un espectáculo de danza como parte de las actividades del XIII Encuentro Internacional de Danza en Paisajes Urbanos "Habana Vieja Ciudad en Movimiento", que se lleva a cabo en la capital de la isla (Alejandro Ernesto/EFE).
Fotografía izquierda: integrantes del grupo chileno Domo Teatro participan el 27 de marzo de 2008 en una de las actividades del XIII Encuentro Internacional de Danza en Paisajes Urbanos "Habana Vieja Ciudad en Movimiento", que se lleva a cabo en la capital de la Isla (Alejandro Ernesto/EFE).
Fotografía derecha segunda: una actriz cubana espera su turno para participar el 27 de marzo de 2008 en una de las actividades del XIII Encuentro Internacional de Danza en Paisajes Urbanos "Habana Vieja Ciudad en Movimiento", que se lleva a cabo en la capital de la isla (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...