jueves, 6 de marzo de 2008

Demanda por limitar viajes a Cuba


Un grupo de cubanoamericanos que reside en el estado de Vermont presentó una demanda contra Washington por los límites que impone a los viajes a la isla, informó el diario Burlington Free Press.
Según el rotativo, cuatro cubanos presentaron la demanda este miércoles con el argumento de que las restricciones, que se endurecieron en 2004, violan sus derechos a la intimidad y a las relaciones familiares, informa la agencia EFE.
Hasta ese año los estadounidenses y residentes de origen cubano podían viajar a la isla anualmente para ver a sus familiares sin necesidad de pedir permiso al Gobierno de Estados Unidos.
El presidente estadounidense, George W. Bush, endureció esas normas en 2004 y los viajes se limitaron a uno cada tres años, sin excepciones por casos de enfermedad, muerte o matrimonio.
Esas restricciones también redujeron el concepto de familia, que desde entonces excluye a tíos, primos y sobrinos.
Jared Carter y Yurisleidis Mora plantearon la demanda cuando, recién casados, en diciembre el gobierno federal les denegó el permiso para repetir la ceremonia en Cuba, de modo que los familiares de la novia pudieran presenciarla.
Por la regla de los tres años, Mora debe esperar hasta 2009 para poder viajar a la isla, pero el matrimonio alega que para entonces los abuelos de ella serán demasiado ancianos como para poder asistir a la ceremonia.
''En numerosas ocasiones, el Tribunal Supremo ha sostenido el derecho a las relaciones familiares'', explicó Carter, un estudiante de Derecho que se representa a sí mismo en la demanda.
''Decimos que si quieres visitar a tu madre que está en el hospital, tienes el derecho de hacerlo'', agregó en declaraciones al periódico.
A la demanda se han sumado Armando Vilaseca y Maricel Keniston, que tampoco pueden visitar a sus familiares en la isla.
Vilaseca, que reside en EEUU desde 1963 y quiere visitar a una tía enferma terminal, considera que ''esta norma específica es injusta''.
El portavoz del Departamento del Tesoro, John Rankin, la entidad que debe dar el visto bueno a los viajes, ha declinado hacer comentarios sobre el caso.
Fotografía: Norberto Otero de New Jersey junto a cubanos residentes en Estados Unidos que ese día viajaban a Cuba, se enfrentaron al congresista republicano Lincoln Díaz Balart, con fuertes palabras y protestaron contra las nuevas medidas tomadas por la administracion Bush que afectan los viajes a Cuba, en esta foto del 29 dejunio de 2004 (Roberto Koltun/El Nuevo Herald).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...