sábado, 22 de marzo de 2008

Por un acercamiento


El candidato de la oposición taiwanesa Ma Ying-jeou, partidario de un acercamiento a China, ganó por amplio margen este sábado las elecciones presidenciales, mientras que los dos referéndums sobre el ingreso en la ONU fueron anulados por falta de participación, informó la AFP.
Ma, del histórico Kuomitang (KMT, nacionalista) obtuvo el 58.45% de los votos, frente al 41.55% de su rival Frank Hsieh del Partido Democrático Progresista (DPP, en el poder), según los resultados definitivos proporcionados por la Comisión Electoral.
''Es una victoria para la gente que espera un cambio, una política de apertura y reformas'', declaró el próximo presidente, de 57 años de edad, ante sus partidarios reunidos en la sede de su formación.
Formado en Harvard, Ma prometió trabajar por el restablecimiento de relaciones cordiales con China, incluido un tratado de paz que ponga fin a décadas de hostilidades, y reflotar la maltrecha economía taiwanesa.
Los comicios taiwaneses fueron seguidos muy de cerca por Pekín y Washington, ya que del resultado de los mismos puede desembocar en un mayor acercamiento a China, tras ocho años de gobierno independentista del presidente Chen Shui-bian.
Chen permaneció en el poder ocho años, durante los cuales aplicó una política de desconfianza y provocación sistemática frente a China que no agradó a Estados Unidos.
La campaña se centró en las relaciones con China, que considera la isla como parte de su territorio que espera absorber pese a sus casi 60 años de independencia de hecho.
A lo largo de la campaña, el ex alcalde de Taipei, Ma Ying-jeou, defendió un ''acuerdo de paz'' con China y el establecimiento de vínculos económicos, aunque eludió entrar en el asunto espinoso de la reunificación.
Fotografía: un grupo de jóvenes descendientes de chinos ejecuta la danza del León Chino, en el Barrio Chino de La Habana, el sábado 28 de enero de 2006 (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...