miércoles, 12 de marzo de 2008

Relanzamiento de relaciones


La canciller de México, Patricia Espinosa, tiene previsto llegar a La Habana el jueves para impulsar la normalización de las relaciones con Cuba, dejar atrás años de tensión y encauzar con el gobierno de Raúl Castro la discusión de los sensibles temas de migración, deuda y derechos humanos, informó la AFP.
Espinosa planea arribar a La Habana la tarde del jueves e iniciar inmediatamente un intenso programa que incluye encuentros, además de con su homólogo Felipe Pérez Roque, con el vicepresidente Carlos Lage, el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, y el jefe de Relaciones Internacionales del Partido Comunista, Fernando Remírez de Estenoz.
La visita ''marca el inicio de una nueva etapa de las relaciones diplomáticas, políticas y económicas entre los dos gobiernos'', destacó el martes el embajador
mexicano, Gabriel Jiménez Remus, quien calificó de ''histórico'' el viaje, tras un periodo crítico de la relación bilateral.
Entre los temas que abordará la ministra en sus entrevistas figuran "las nuevas relaciones políticas de los nuevos gobiernos'' y los sensibles temas de la deuda, los derechos humanos y la migración, según Jiménez Remus.
La visita de Espinosa tuvo como paso previo la firma, en febrero, de un acuerdo entre los dos países para reestructurar la deuda de 400 millones de dólares que Cuba mantiene con México, considerado como un paso fundamental para la normalización de los vínculos.
El conflicto diplomático y la deuda provocaron que el comercio bilateral cayera de 435 millones de dólares al año, registrados en la década de los 90, a 200 millones en 2007, según cifras oficiales mexicanas.
La emigración ilegal de cubanos a México, otro de los temas a abordar, ha tensado las relaciones, pues La Habana ha denunciado que traficantes de personas utilizan a ese país como puente para trasladar a cubanos a Estados Unidos.
Esos temas serán tratados en el mecanismo de información y consulta política que Espinosa ''echará a andar'' y que estaba inactivo, comentó Jiménez Remus, al señalar que el gobierno conservador de Felipe Calderón pretende no solo recomponer las relaciones sino que éstas sean ''más entusiastas, más positivas''.
Fotografía: una niña juega en el inicio de la deteriorada escalera que conduce al ''paladar'' La Guarida en La Habana, el 10 de marzo de 2008 (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...