miércoles, 30 de abril de 2008

Afianzan nexos


El presidente de Cuba, Raúl Castro, y su colega panameño, Martín Torrijos, acordaron este miércoles proyectos de cooperación en energía y otros sectores, los primeros que suscribe Panamá con el nuevo gobierno cubano, informó la AFP.
Castro refrendó con Torrijos el convenio, tras sostener conversaciones oficiales en el Palacio de la Revolución, sin que trascendieran detalles del documento.
''El ahorro es indispensable y la experiencia cubana es válida para algunos programas donde tenemos similitudes de acciones'', declaró Torrijos, tras la firma del acuerdo, que complementa el convenio básico de cooperación bilateral en todas las áreas, sobre todo en salud, educación y deporte.
Destacó que el convenio, suscrito formalmente por los cancilleres Felipe Pérez Roque y Samuel Lewis, ''nos va a permitir seguir intercambiando experiencias y ayudarnos a resolver los problemas comunes que tenemos de ahorrar energía y generar energía limpia y más barata''.
En su quinta visita a Cuba desde que asumió su mandato en 2004, Torrijos fue actualizado sobre la ''revolución energética'', un programa de producción y ahorro de energía, lanzado ese año por Fidel Castro y que permitió ahorrasr a la isla -según sus autoridades- 400 millones de dólares entre 2006 y 2007.
El plan cubano contempla el desarrollo de las energías renovables, la sustitución de bombillas y electrodomésticos gastadores por otros eficientes y de grandes termoeléctricas por grupos electrógenos, entre otras medidas.
Torrijos, quien cumple con una invitación de Raúl Castro, también agradeció ''la solidaridad de Cuba'' para que su país pudiera recuperar la soberanía del Canal de Panamá en 2000 y destacó que las relaciones bilaterales atraviesan ''un gran momento''.
Antes de la ceremonia de firma del acuerdo energético, el presidente panameño depositó una ofrenda floral ante el monumento al héroe nacional José Martí y colocó la primera piedra para la construcción de un monumento a su padre, el ex presidente Omar Torrijos (1929-1981), en la Avenida de los Presidentes.
Panamá fue uno de los primeros países de América Latina en romper el embargo de Estados Unidos a Cuba, en 1972, cuando el general Torrijos, visitó La Habana y se reunió con Fidel Castro.
Cuba y Panamá reanudaron relaciones diplomáticas en agosto de 2005, tras haberlas roto un año antes cuando la entonces presidenta Mireya Moscoso indultó a los exiliados cubanos Luis Posada Carriles, Guillermo Novo, Pedro Remón y Gaspar Jiménez.
Los cuatro guardaban prisión en Panamá tras haber sido condenados por delitos contra la seguridad colectiva y falsedad de documentos, después de que la fiscalía panameña retirase la acusación de planear un atentado contra Castro por falta de pruebas.
Por su parte, el gobierno cubano sigue considerando que los cuatro planificaban un atentado con explosivos contra Castro durante la X Cumbre Iberoamericana celebrada en el año 2000 en Panamá.
Fotografía: el canciller cubano Felipe Pérez Roque (d) y su colega panameño Samuel Lewis (i), firman hoy, 30 de abril de 2008, acuerdos de cooperación bilaterales en presencia de los presidentes Raúl Castro (cd) y Martín Torrijos (cd) en el Palacio de la Revolución de La Habana (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...