viernes, 4 de abril de 2008

Demagogia en Tallahassee


Cuando Mike Huckabee aspiraba a la nominación republicana para la presidencia, anunció un plan para bloquear el ingreso de los inmigrantes provenientes ''de países que patrocinan el terrorismo''.
Las posiciones de línea dura contra la inmigración no son nada nuevo en la campaña republicana, pero Huckabee se destacó especialmente en este aspecto.
De acuerdo a los postulados de Huckabee, que en este sentido son similares a la de la actual administración republicana, Cuba está comprendida en esta lista. Por lo tanto, el republicano tenía como uno de sus principios más sólidos en su campaña el restringir la inmigración desde la isla.
Uno de los partidarios más prominentes de Huckabee en la Florida era el representante estatal republicano David Rivera.
Este legislador fue también el promotor de una ley que prohíbe a las universidades y colleges de la Florida la utilización de fondos estatales para financiar viajes a países en la lista federal de estados promotores del terrorismo, en la que se encuentra Cuba.
En enero de este año, el sistema de universidades públicas de la Florida solicitó a un juez federal que anule esta ley estatal. El pasado año, la ACLU presentó una demanda a nombre de un grupo de profesores universitarios y el claustro de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), que impugnaron la prohibición.
Rivera fue uno de los redactores en 2003 de una carta -firmada por un grupo de representantes estatales republicanos de la Florida- que urgió al presidente George W. Bush para que actuara con mayor firmeza respecto a Castro, o de lo contrario podría perder su apoyo para las elecciones de 2004. Meses más tarde, el mandatario aprobó la serie de restricciones a las remesas y los viajes a la Isla.
El legislador republicano incluso ha ha propugnado el reducir los beneficios sociales a quienes viajan a Cuba e imponer impuestos a los empresarios floridanos que negocian con La Habana.
Ahora Rivera copatrocina en la cámara estatal la propuesta HB 671, conocida como ''la ley sobre Cuba'', que contempla obligar a las agencias de viajes a pagar un impuesto anual e informar detalles de los viajes y envíos de mercancías, así como a efectuar un depósito bancario para afrontar bancarrotas o los resultados de litigios. El otro promotor de la medida es el representante Eduardo ''Eddy'' González, un republicano por Hialeah.
Las multas administrativas o civiles por cada incidente podrían ascender a los $10,000 y también habría cargos hasta de tercer grado para los violadores.
Las regulaciones afectarían a todas las agencias de viajes, pero las consecuencias serán más duras para las que, además, envían mercancías a la isla, de acuerdo a una información de Rui Ferreira que aparece hoy en El Nuevo Herald.
El gobierno federal regula a dichas entidades mediante su Oficina de Control de Bienes Extranjeros [OFAC].
Esta participación tan activa en contra del gobierno de La Habana contrasta con una mediocre ejecutoria en la legislatura, en problemas que afectan a sus electores más pobres. Rivera no sólo ha jugado un papel pobre en lo que respecta el traer dinero al sur de la Florida, sino que en ocasiones ha buscado fondos para eventos especiales, como una exhibición de orquídeas, y está a favor de los recortes a los programas de salud y educativos.
Uno podría o no compartir la posición de Rivera, pero al menos creer que es un político preocupado en ahorrarle dinero a los contribuyentes. No es así.
Rivera, junto con el representante Dan Gelber, demócrata de Miami Beach, solicitó $50,000 para la Conferencia Anual número 19 de Orquídeas, que se celebró el pasado enero en Miami.
Mientras el legislador se preocupa por las orquídeas, en los últimos tres años, el sur de la Florida ha recibido menos de lo que le toca en el presupuesto educacional.
''Creo que algunos miembros en la Cámara han vendido a sus comunidades para alcanzar posiciones de liderazgo'', dijo en 2006 el senador republicano Alex Villalobos, haciéndose eco de una queja escuchada en los pasillos del Capitolio de que Miami-Dade acabe pagando el precio por la sumisión a la línea del partido y los compromisos necesarios para llegar a posiciones de poder.
En la pasada contienda electoral, Villalobos se enfrentó a Frank Bolaños en una dura contienda por el escaño del distrito 38 en el Senado estatal. Bolaños contó con el apoyo del entonces gobernador Jeb Bush y de Rivera, entre otros políticos republicanos.
El pasado año, los millonarios recortes al presupuesto estatal afectaron básicamente a las escuelas, universidades, centros de salud y proyectos ambientales.
Este año, y durante los próximos meses, las reducciones en el plan final de gastos del estado van a golpear fuertemente al sur de la Florida. Las escuelas de Miami-Dade y Broward van a sufrir rebajas por valor de $109 millones mientras que los hospitales de ambos condados van a tener recortes de $223 millones debido a rebajas presupuestarias consecutivas desde octubre.
Rivera lleva años tratando de compensar, con su demagogia y politiquería, su mediocre actuación como legislador, al tiempo que ha demostrado ser un enemigo de los inmigrantes cubanos y un político más interesado en entorpecer el desarrollo económico y social en el sur de la Florida y en la isla. Todo para lograr un beneficio político propio y alimentar su ego.
Fotografía superior: un hombre espera la llegada de clientes en un puesto privado de venta de vegetales, hoy, 4 de abril de 2008, en el municipio habanero de Bejucal (Alejandro Ernesto/EFE).
Fotografía izquierda: una joven cubana estudiante de una escuela militar asiste el 04 de abril de 2008, en La Habana, al acto por el 46 aniversario de la creación de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y por el 47 de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) (Alejandro Ernesto/EFE).
Fotografía derecha: un campesino afila su machete sentado en una carreta, el 4 de abril de 2008, en el municipio habanero de Bejucal (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...