miércoles, 23 de abril de 2008

Una consulta a Fidel

El ex gobernante Fidel Castro fue consultado sobre la decisión de sustituir al ministro de Educación Luis Ignacio Gómez a quien acusó de estar "agotado'' y apropiarse de los logros de la revolución, de acuerdo a un artículo de la periodista Andrea Rodríguez, de la agencia AP.
Pero lo interesante aquí es la aclaración del ex mandatario, el hacer público que él está detrás de la decisión. No pienso que el asunto se limite a una necesidad personal, rezago de anciano o nostalgia por el poder. En este caso, lo escrito por Fidel Castro puede ser interpretada como una muestra del complejo equilibrio de poder en que se sustenta el gobierno de La Habana. O también como una jugada astuta del ex gobernante, que parece que aún no ha perdido el interés en el juego político: hago claro que te apoyo, pero también que existo.
''Apoyo resueltamente la decisión del Partido y el Consejo de Estado de sustituir al Ministro de Educación'', expresó Castro en una de sus habituales "Reflexiones'' publicada el miércoles por la prensa local.
''El titular de ese cargo, Luis Ignacio Gómez Gutiérrez, estaba realmente agotado. Había perdido energía y conciencia revolucionaria'', manifestó Castro, al culpar a Gómez de apropiarse como si fueran logros personales de los avances en la educación isleña ante invitados extranjeros, según el cable de AP.
''En este especial e importante caso, aparte de mis apreciaciones personales, fui consultado e informado plenamente'', comentó el líder, quien no es visto en público desde que se enfermó en julio del 2006.
Se sabe que Castro también fue partícipe de la decisión de la designación de los jefes militares en el Consejo de Estado, Leopoldo Cintras Frías y Alvaro López Miera, entre otros, dice Rodríguez en su información.
Según Fidel, Gómez viajó al exterior más de 70 veces en los últimos 10 años.
''Durante los tres últimos lo hizo con la frecuencia de un viaje por mes, utilizando siempre el pretexto de la cooperación internacional de Cuba'', señaló.
Dijo que por todo ello ''no se tiene ya confianza en él; más claro todavía: ninguna confianza''.
El gobierno anunció el lunes el cambio de ministros en una breve nota oficial en la cual no se mencionaba ninguno de estos elementos y sólo se decía que la nueva designación recaía en Ena Elsa Velázquez Cobiella, de 52 años, y que se desempeñaba como rectora del Instituto Superior Pedagógico Frank País, de Santiago de Cuba, a unos 900 kilómetros de la capital.
Fotografía: el ex ministro de Educación Luis Ignacio Gomez camina por el Aeropuerto Internacional José Martí, en esta foto del 14 de septiembre de 2006 (Fernando Llano/AP).

Luego de hacer este comentario a partir de un cable de la AP, descubro que Jorge Ferrer, en El Tono de la Voz, también se refiere a lo escrito por el ex gobernante. Vea La Cocina de Castro I aquí.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...