jueves, 22 de mayo de 2008

La Habana pide a la Unión Europea el levantamiento definitivo de sanciones


Cuba manifestó a la Unión Europea (UE) en la Cumbre de Lima la necesidad de levantar definitivamente las sanciones de 2003, para crear un clima propicio para el diálogo, afirmó este jueves el canciller Felipe Pérez Roque, de acuerdo a una información de la Agence France Presse.
En la Cumbre UE-América Latina celebrada la pasada semana en Lima, Cuba dijo a los europeos ''que las sanciones de 2003, que están suspendidas, sean definitivamente levantadas, ello crearía un clima apropiado para avanzar'', señaló el canciller en conferencia de prensa.
En Lima ''sostuve contactos con representantes de Europa, me reuní con la Comisaría para las relaciones exteriores de la UE, Benita Ferrero, sostuve contactos con otros cancilleres europeos y autoridades'', dijo el canciller respondiendo a una pregunta sobre los contactos Cuba-UE.
''Discutimos sobre el estado de las relaciones entre Cuba y la UE y reiteramos nuestra posición: el derecho de Cuba a defenderse de la agresión extranjera, del bloqueo (de Estados Unidos) y la esperanza de Cuba de que la UE mantenga una política independiente hacia Cuba'', añadió Pérez Roque.
Tras el arresto y condena de 75 opositores en 2003 y la ejecución, tras juicio sumario, de tres secuestradores de un bote, la UE aplicó sanciones como la suspensión de visitas de alto nivel y de la colaboración, así como invitar a los disidentes a sus embajadas en las fiestas nacionales.
En 2006 -a instancias del Gobierno socialista español- las medidas fueron suspendidas temporalmente, posición que se reasumió en 2007. En junio deben revisarse de nuevo.
Fuentes Europeas han explicado que para aplicar las medidas se precisó unanimidad, criterio necesario para levantarlas, a lo que se oponen República Checa, Polonia y otros países.
''Nos interesan las relaciones con la Unión Europea como con cualquier otro país, pero tienen que ser relaciones basadas en el respeto a la soberanía, a la igualdad soberana'', dijo el canciller.
Por otra parte, y de acuerdo a la agencia Efe, el canciller cubano señaló que no cree que puedan molestar en la UE las acusaciones de que miembros de la disidencia interna recibieron fondos de una fundación presuntamente vinculada con un anticastrista acusado de terrorismo por La Habana.
Al ser preguntado en una rueda de prensa sobre una eventual reacción contraria en la UE a las denuncias que desde el lunes reiteran el Gobierno y los medios de comunicación oficiales de Cuba, Pérez Roque dijo que no cree que ''tendrían razón para hacerlo''.
Fuentes diplomáticas europeas consultadas por Efe indicaron que las acusaciones contra disidentes, con base en correos interceptados, llamadas telefónicas intervenidas y pruebas ''con poco soporte judicial'', no ayudan a los países que abogan por el levantamiento definitivo de las sanciones de la UE contra Cuba.
Además, manifestaron temor de que las acusaciones contra los opositores termine en detenciones.
''No he visto ninguna declaración oficial de algún representante de la Unión Europea o de algún país miembro que cuestione el derecho de Cuba a denunciar públicamente el resultado de una investigación sobre el terrorismo muy grave, y no creo además que tendrían razón para hacerlo'', indicó Pérez Roque.
Fotografía: el canciller de Cuba, Felipe Pérez Roque, ofrece una rueda de prensa hoy, 22 de mayo de 2008, en La Habana, en la que emplazó al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, para que responda a la acusación de que diplomáticos estadounidenses sirvieron de correos para entregar a disidentes dinero de un supuesto terrorista (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...