miércoles, 14 de mayo de 2008

La opinión de McCarry


En la conferencia de la comisión de la comisión europea, para analizar la continuidad o no de las sanciones al gobierno cubano, participó también el coordinador para la transición en Cuba de EEUU, Caleb McCarry, quien expresó una opinión algo más matizada que la de los funcionarios de la actual administración cuando hablan en Miami.
McCarry defendió que hay ''cambios'' en la sociedad civil, pero no en la clase dirigente, según una información de la agencia Efe.
''No hemos visto ninguna señal de que las autoridades cubanas tengan intención de desmantelar el sistema de control sobre el país. La presión de hecho continúa y se ceba en quienes buscan el cambio democrático'', afirmó.
McCarry dijo ''entender'' que Europa busque un diálogo de "doble vía'' con el gobierno y la sociedad civil, pero apostó por abrir un tercer canal con aquellos miembros de la clase dirigente que puedan aspirar a promover una transición.
''Hay que ver cómo se puede alentar a esas voces dentro del aparato de gobierno que están pensando en un cambio y que también pueden gozar de criterio independiente'', dijo.
''Eso requiere un trabajo de acercamiento independiente a lo que podría ser la relación con el Gobierno'', añadió.
Habría que preguntarle a McCarry por qué la actual administración no emprende un tipo de política similar. ¿O es que ya lo está haciendo? Al menos en esta ciudad corren rumores de un interés en conversar, por parte de las autoridades norteamericanas, que trasciende los partido políticos.
Fotografía: una mujer baila hoy, 14 de mayo de 2008, en Matanzas, durante la presentación del grupo folklórico Obbá Niqué, como parte de ''La Rumba más Larga'', evento iniciado el pasado día 4 en la provincia de Holguín y que debe concluir el próximo 17 en La Habana, completándose 300 horas de rumba ininterrumpida (Alejandro Ernesto/EFE)

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...