jueves, 8 de mayo de 2008

Una buena noticia






Y no sólo para los demócratas, sino para todos los que creen en la democracia. De acuerdo a una información de la periodista Beth Reinhard, de The Miami Herald, que aparece en la edición de hoy de ambos diarios, los electores hispanos registrados como demócratas han sobrepasado a los republicanos en la Florida, indicando una tendencia que, de continuar, pudiera tener
implicaciones de largo alcance para las elecciones del 2008 y la política exterior de Estados Unidos.
Hasta ahora, la influyente comunidad cubanoamericana, fundamentalmente republicana en Miami-Dade, había hecho de la Florida el único estado en que había más republicanos que demócratas entre los hispanos.
Las estadísticas de inscripción electoral de abril muestran 418,339 hispanos demócratas en comparación con 415,068 hispanos republicanos y 345,108 que no están registrados en ningún partido, según un análisis del Partido Demócrata de la Florida. El estado sólo le suministra información al público sobre inscripciones divididas por partido y raza un mes antes de las elecciones.
Es llamativo el crecimiento de los hispanos demócratas. Desde enero de 2006, cuando el estado empezó a identificar a electores como hispanos, la inscripción demócrata ha aumentado 18 por ciento. Los republicanos hispanos sólo crecieron 2 por ciento, mientras que los hispanos sin partido aumentaron 14 por ciento.
Esa tendencia refleja una feroz competencia entre los dos partidos por el voto hispano, que pudiera representar hasta 15 por ciento del electorado en el 2008.
Para leer la versión en español de la información, pinche aquí.
Fotografía superior: el entonces senador estatal republicano Lincoln Díaz Balart habla con el ya fallecido Jorge Mas Canosa, chairman de la Fundación Nacional Cubano Americana, en esta foto de archivo de 1993 (Roberto Koltun/El Nuevo Herald).
Fotografía inferior izquierda: el matrimonio Sabino Fernández y sus hijos a la salida de la Freedom House, en 1968 (Albert Coya).
Fotografía inferior centro: un refugiado cubano albergado en una carpa durante el Exodo del Mariel, en 1980 (Lori Fulcher/The Miami Herald).
Fotografía inferior derecha: refugiados cubanos sentados en Freedom House, en esta foto de 1971 (Ralph Pabst).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...