miércoles, 25 de junio de 2008

Comité legislativo aprueba medida que flexibiliza viajes a Cuba


El Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes de EEUU aprobó ayer a viva voz un proyecto de ley que flexibilizaría la frecuencia de los viajes de cubanoamericanos a la isla, anunció la agencia Efe.
De ser aprobada por ambas cámaras del Congreso, la medida permitiría que los cubanoamericanos visiten a sus familiares en la isla una vez al año, en vez de cada tres años como lo estipulan las leyes en vigor.
La medida fue incluida en el proyecto de ley presupuestario de 22,400 millones de dólares para el año fiscal 2009 del Departamento del Tesoro, que regula el embargo de EEUU contra Cuba, y de otras agencias de servicios financieros del país.
La iniciativa también amplía la definición de quiénes constituyen una ''familia inmediata'', de tal manera que los cubanoamericanos también podrían visitar a tíos, sobrinos y primos.
En el capítulo que se refiere al sector agrícola, el proyecto de ley ''deroga los impedimentos reglamentarios de la administración a la venta de fármacos y alimentos a Cuba'', según el texto de la medida.
Aunque se trata de tan solo un primer paso en el largo recorrido legislativo, la aprobación de la medida en el comité fue elogiada por legisladores y entidades que favorecen la flexibilización del embargo que EEUU mantiene contra Cuba desde hace más de cuatro décadas.
''No hay razón para aplicar duras restricciones a quienes simplemente quieren visitar a sus familiares cercanos. Además, el proyecto de ley contiene una cláusula que facilita el comercio agrícola con Cuba, lo que permite que más agricultores estadounidenses vendan sus productos a Cuba'', afirmó el legislador demócrata José Serrano.
Sarah Stephens, del Centro para la Democracia en las Américas, dijo en un comunicado que la iniciativa ''corrige dos de los peores excesos de la política estadounidense hacia Cuba''.
''Las familias cubanas y los disidentes políticos en Cuba quieren la eliminación de las restricciones de viaje. Estados Unidos no debería utilizar los alimentos como un arma política y no hay razón para que el presidente (George W.) Bush no promulgue esta ley'', enfatizó Stephens.
El Gobierno de Washington ha dejado en claro que no levantará el embargo mientras Cuba no tome medidas, más allá de ''cambios superficiales'', para agilizar la transición democrática en la isla.
Desde que la oposición demócrata recuperó el control de ambas cámaras del Congreso en las elecciones legislativas de 2006, los grupos a favor y en contra del embargo han mantenido la presión ante el Legislativo.
El presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja, el demócrata Charles Rangel, presentó un proyecto de ley a comienzos de año para levantar las restricciones de viaje, y la medida ahora cuenta con más de un centenar de patrocinadores.
Sin embargo, los legisladores de corte conservador y grupos afines se mantienen en pie de lucha para evitar cualquier flexibilización de las restricciones contra Cuba, y no está claro si la medida aprobada hoy por el Comité llegará a buen puerto.
Fotografía: una mujer criba arroz en la cooperativa agrícola Camilo Cienfuegos en Bahía Honda, Cuba (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...