martes, 10 de junio de 2008

Richardson a favor de un diálogo


El gobernador del estado norteamericano de Nuevo México, Bill Richardson, abogó el lunes en Madrid por que el próximo gobierno estadounidense abra un ''diálogo'' con Cuba y Venezuela, informó la AFP.
''En opinión mía, debemos dialogar con Venezuela y con Cuba'', dijo Richardson durante un desayuno informativo en la madrileña Casa de América.
El que fuera secretario de Energía de gobierno del demócrata Bill Clinton señaló que la diplomacia que debería construir Washington, tras el fin del mandato del republicano George W. Bush en enero de 2009, debe ''abordar a Cuba de forma realista, tratando de manera sensible asuntos económicos y personales tales como el comercio y las relaciones familiares''.
''El embargo no ha tenido éxito, pero me gustaría que Cuba también se mueva, sea más democracia, se mueva en sacar más presos políticos, pero si puedo yo dar un consejo al nuevo presidente es que el embargo no ha resultado en nada positivo, así que hay que cambiar esa política'', dijo Richardson.
Durante su intervención, el gobernador de Nuevo México y ex aspirante a la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales estadounidenses, abogó por un mayor uso de la diplomacia y el diálogo en las relaciones de Estados Unidos con la comunidad internacional, incluidos países ''hostiles'' como Venezuela, aunque manteniendo siempre una posición firme.
''En Venezuela, tenemos desacuerdos con el presidente (Hugo) Chávez, pero yo estaría por un diálogo directo con él, a ver si podemos resolver nuestras diferencias'', afirmó Richardson.
La visita a España y las declaraciones de Richardson hay que verlas en una perspectiva más amplia que la simple visita de un gobernador norteamericano.
El nombre del gobernador de Nuevo México ha estado sonando insistentemente como un posible secretario de Estado, en caso de que el aspirantes demócrata Barack Obama gane las elecciones presidenciales.
El gobernador de Nuevo México se encuentra desde hace dos días en Madrid, donde el pasado sábado fue el encargado de cerrar la III Convención de Líderes Hispanos de Estados Unidos, celebrada en la capital española.
Fotografía: el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, izquierda, estrecha la mano al gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, a su arribo al palacio de la Moncloa en Madrid, el lunes 9 de junio.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...