viernes, 25 de julio de 2008

Cambios y reclamos


Este es un resumen, elaborado por la AFP, de los cambios efectuados por el gobierno de Raúl Castro y de los reclamos de la población, aún pendientes:
Los cambios:
- Eliminó el "igualitarismo'' y el techo salarial, con un sistema de pago por rendimiento laboral, a fin de aumentar la productividad.
- Autorizó entrega de tierras estatales ociosas en usufructo a manos privadas, cooperativas y empresas, como parte de una reforma descentralizadora del sector agrícola, que incluye mejores precios a productores, nuevas formas de comercialización, créditos y cierre de granjas ineficientes, para aumentar la producción de alimentos.
- Levantó prohibiciones y regulaciones como las que impedían a los cubanos comprar computadoras, DVD o microondas, hospedarse en hoteles, rentar autos y contratar celulares.
- Autorizó permisos a taxitas privados para mejorar el transporte.
- Decretó un alza de pensiones a jubilados y pagos por asistencia social, y un aumento salarial en el sector judicial.
- Autorizó las cirugías de cambio de sexo.
- Decretó la contratación de profesores jubilados, con el salario íntegro además de su pensión, para contrarrestar el deterioro de la educación.
Los reclamos:
- Revalorización del salario y eliminación de la doble moneda: Pese a tener una canasta básica subsidiada, los cubanos, con salario promedio de 17 dólares (unos 400 pesos), deben comprar en tiendas en divisas y a altos precios productos de primera necesidad.
- Eliminación de restricciones a viajes: Los cubanos deben pedir un permiso de salida (''tarjeta blanca''), que cuesta 180 dólares, puede ser denegado y fija una estadía en el exterior de unos 30 días. Deben pagar 50 dólares por mes adicional, hasta los 11 permitidos para estar fuera. En total, los trámites para viajar sobrepasan los 500 dólares.
- Espacio para pequeños negocios privados: La iniciativa privada, permitida con las reformas económicas de 1993, es minúscula. En 2004 se inició un proceso de recentralización que redujo a la mitad la cifra de unos 200,000 trabajadores privados que había en 1995.
- Compra-venta de casas y autos: Cerca del 90% de los cubanos son dueños de sus viviendas, no pagan impuestos por ellas o abonan bajos alquileres, pero no pueden venderlas, solo permutarlas. Los cubanos sólo pueden comprar un carro si les fue otorgado por el gobierno y libremente los vehículos vendidos antes de 1959.
Fotografía: un hombre acomoda sombreros para la venta hoy, 25 de julio de 2008, en Santiago de Cuba, en el oriente de la isla, donde el presidente Raúl Castro leerá mañana su primer discurso como mandatario titular en el aniversario del asalto al cuartel Moncada, fecha que marca el inicio de la revolución cubana (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...