jueves, 31 de julio de 2008

Pérez Crespo se queja


Nancy Pérez Crespo considera que le ''han robado un espacio a un grupo de profesionales de la prensa que viven en un país donde hay censura, donde hay dictadura''. Es lo más lamentable de esto, que Univisión Radio le quitara ese espacio a un grupo de periodistas de Cuba, que no cuentan con otro medio, agrega.
La ex directora del programa radial Lunes de Comunicación con Cuba, donde cada lunes participaban periodistas independientes y opositores de la isla, se siente decepcionada.
El programa está fuera del aire después de 13 años de labor ininterrumpida.
Pérez Crespo considera que no es un problema económico lo que está detrás de la cancelación. Dice que cuando realizaba el programa con Agustín Tamargo, dentro del espacio de Mesa Revuelta, se alcanzó unos niveles de audiencia que nunca antes había logrado el destacado periodista exiliado ya fallecido, que inclusive a éste le estaban pagando un bono extra por el rating que tenía el programa. Ella considera que esa audiencia se ha mantenido y le parece muy extraño que el programa lo hayan suprimido ahora.
En El Nuevo Herald hay un artículo de Juan Carlos Chávez sobre el tema, así como un video con las palabras de Pérez Crespo y una galería de fotos. Además, se puede expresar una opinión y votar al respecto. Para ver toda esta información, pinche aquí.
La también editora de la revista enepecé no es la única periodista que se ha quedado sin espacio de expresión en los últimos años en Miami. Basta recordar el caso de Edmundo García. Hay otros. Cada cual tiene su particularidad. En varias ocasiones he tratado el tema. Puede ver al respecto Esclavos del pasado.
Fotografía: un cocinero prepara arroz y pollo fritos, el 30 de julio de 2008, en el Malecón de La Habana, un día antes de que se cumplan 2 años desde que Fidel Castro delegó el poder a su hermano Raúl, por encontrase convaleciente (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...