martes, 22 de julio de 2008

Sharpton quiere visitar prisiones


El reverendo Al Sharpton dijo hoy que ha pedido a las autoridades cubanas permiso para viajar al país con una delegación humanitaria para conocer la situación de los presos políticos, de acuerdo a un cable de la agencia Efe.
''He enviado una carta pidiendo al nuevo presidente Raúl Castro que me permita ir a Cuba, en una viaje humanitario, para visitar al doctor (Oscar Elías) Biscet y algunos otros encarcelados'', explicó el activista afroamericano.
Sharpton explicó durante una conferencia de prensa frente a la sede de la Misión de Cuba ante la ONU que semanas atrás recibió una carta de la esposa de Biscet, Elsa Morejón, en la que le pedía que interviniera a favor de su marido, condenado en 2003 a 25 años de prisión, y de otros encarcelados.
El reverendo recordó que ya en el año 2000 viajó a Cuba y se reunió con el entonces gobernante Fidel Castro, con quien ''entre otras cosas'' habló ''del asunto de la raza'' en la isla.
Recordó que él y otros muchos estadounidenses se han manifestado a favor de que Estados Unidos levante el embargo económico a Cuba.
Sin embargo, dijo que le preocupan ''algunas declaraciones'' relacionadas con el trato a los presos y el respeto a los derechos humanos en Cuba.
Sharpton, a quien acompañaban hoy algunos familiares de detenidos y ex presos cubanos, rememoró que el reverendo Jesse Jackson encabezó hace algo más de dos décadas una delegación de religiosos que viajó a Cuba y logró la excarcelación de algunos opositores al régimen castrista.
''Hacemos un llamamiento a Raúl Castro para que nos permita a un grupo de ministros religiosos realizar un viaje humanitario para visitar a presos, ver qué está pasando y hablar con el Gobierno acerca de su situación'', añadió Sharpton, y subrayó que ''está disponible'' para esas tareas.
En la breve comparecencia ante los medios neoyorquinos también intervino Berta Antúnez Pernet, hermana del opositor cubano Jorge Luis García Pérez, conocido como ''Antúnez'', que cumplió una condena de 17 años en la isla por delitos políticos.
''En Cuba hay cientos de hombres y mujeres presos sólo por sus ideas, por expresar lo que piensan'', señaló Antúnez.
''Estamos aquí pidiendo la libertad incondicional de todos los presos políticos.
Estoy aquí denunciando las violaciones que ha sufrido mi familia, por ser opositora y ser de la raza negra'', agregó.
El gobierno cubano ''siempre nos hace ver que los negros en Cuba debemos estar agradecidos a la Revolución por lo que ha hecho por nosotros, y no sabemos qué ha hecho, simplemente reprimirnos'', indicó.
En declaraciones a Efe, la activista cubana recordó que su hermano estuvo encarcelado 17 años y 38 días ''solamente por expresar sus ideas''.
Agregó que a un tío suyo, Omar Pernet Hernández, quien se encuentra en España, lo encarcelaron en Cuba en varias ocasiones por oponerse al régimen castrista desde muy joven y cumplía una pena de 25 años de cárcel hasta su puesta en libertad en febrero pasado.
Fotografía: vendedor callejero en La Habana (Adalberto Roque/AFP/Getty Images).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...