jueves, 21 de agosto de 2008

Disidentes dudan de destellos


Las expectativas que se crearon los cubanos con el gobierno de Raúl Castro resultan ''poco probables'' de cumplirse a seis meses de iniciado, pues a las autoridades sólo les interesa conservar el poder, afirmaron este jueves disidentes cubanos, de acuerdo a la AFP.
''Expectativas poco probables, si tomamos en cuenta que el fin priorizado de estas gestiones no parece ser otro que la preservación del poder político a toda costa y a cualquier precio'', dijo el moderado Proyecto Demócrata Cubano (PDC), en un comunicado de prensa.
Señalan que hay opiniones divididas sobre la influencia que ejerce en el nuevo gobierno el líder Fidel Castro, alejado del poder hace dos años por enfermedad, aunque es consultado y publica frecuentes artículos de prensa.
Unos opinan que su figura ''es demasiado abarcadora y ubicua para poder delimitar un antes y un después entre ambas administraciones'' y otros creen que la presencia de Fidel no permite que los dictados de Raúl cumplan "las más apremiantes expectativas en la dirección de los cambios esperados''.
''Hasta ahora el peso principal de las reformas está, fundamentalmente, dentro de las categorías económicas y no políticas'', por lo que llaman a presionar en ese sentido.
Las autoridades ''parecen afectadas por una especie de síndrome de la nostalgia por el fracaso del socialismo real y por la desaparecida Unión Soviética'', y van ganando tiempo en espera de las elecciones de Estados Unidos, por lo que los ciudadanos ''tendremos que continuar bregando'' por la democracia, dicen.
Hay ''destellos'' de nuevos tiempos para Cuba, por lo que ''continuaremos trabajando para que se conviertan en sol'', añaden.
Para ver el sitio en la red del Proyecto Demócrata Cubano, pinche aquí.
Fotografía: turistas toman fotos el 18 de agosto de 2008 frente al malecón habanero tras el paso de la tormenta tropical Fay (Rolando Pujol/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...