viernes, 22 de agosto de 2008

La Habana dice querer solucionar el problema migratorio con México


A pocas semanas de una visita del canciller Felipe Pérez Roque a México, la prensa oficial cubana demandó que se solucione el tema migratorio entre ambos países, un asunto binacional sensible y que se espera esté en la agenda de la gira, de acuerdo a una información de Andrea Rodríguez de la AP.
Ambos naciones llevan adelante una serie de rondas de negociaciones para lograr un acuerdo migratorio para hacer frente a la redes que sacan a cubanos clandestinamente hacia México. Según anunciaron funcionarios, el acuerdo sería firmado durante la visita de Pérez Roque el 11 de septiembre.
''Para bien de muchas personas, resulta imperioso erradicar este negocio'', expresó ayer un artículo a plana completa del diario Granma, órgano de difusión del gobernante Partido Comunista.
Unos 10,000 cubanos pasan cada año por México intentando llegar a Estados Unidos, donde se acogen a la Ley de Ajuste Cubano.
El reporte tomó como válidas las investigaciones de medios de prensa colombianos y mexicanos que situaron en unos $80 millones anuales el negocio ilegal, que ocasionó la muerte de muchos migrantes e incluso una guerra entre mafias locales y extranjeras.
Estas redes suelen mezclarse incluso con el narcotráfico, expresó Granma, que lo calificó de ''creciente negocio'' y recordó varios incidentes con víctimas fatales en estas acciones.
En junio hombres armados secuestraron en un inusual operativo comando a un grupo de cubanos indocumentados que iban de Chiapas a Quintana Roo y habían sido arrestados -y serían repatriados- por autoridades mexicanos cuando pretendían pasar hacia el norte.
Posteriormente algunos fueron localizados en Estados Unidos. Funcionarios vincularon el caso a mafias de tráfico de personas apoyadas por agentes de la policía mexicana.
Según se hace eco ahora Granma de informes de investigaciones mexicanas el operativo les significó a los contrabandistas unos $330,000, pues por lo general se cobra entre $10,000 y $15,000 por persona.
Los intentos de los ilegales de pasar por México -así como el remplazo de las embarcaciones rústicas por las lanchas rápidas- se incrementaron en los últimos años debido a la intensificación de la actividad de los guardacostas estadounidenses.
''Las causas fundamentales de este peligroso negocio a través de las aguas del Golfo (...) se debe a la negación de visas a cubanos por parte del gobierno norteamericano, a la impunidad con que operan esos grupos en México y a la ley de Ajuste Cubano'', comentó Granma.
Justamente uno de los puntos que negocian mexicanos y cubanos ahora es la repatriación de los cubanos interceptados, según funcionarios que viajaron aquí en julio.
Los mexicanos indicaron que Cuba rechaza aceptar a sus ciudadanos que ingresan a México a través de fronteras ''secas'' y sólo quiere hacerse cargo de los interceptados en alta mar.
Fotografía: Yemayá, cuadro en oleo del pintor cubano Luis Miguel Rodríguez (Roberto Koltun/El Nuevo Herald).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...