viernes, 8 de agosto de 2008

Resplandor fascista


Que me perdonen los aficionados deportivos, pero la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos en Pekín, China, por momentos me recordó otras similares, con miles de figurantes moviéndose con una coordinación extremadamente precisa, efectuadas por los regímenes fascistas y comunistas. Todos los totalitarismos se parecen, aunque algunos se parecen más que otros.
Aquí en Miami, los presentadores de un programa matinal de Radio Mambí condenaron al ex presidente Jimmy Carter por el boicot a los juegos olímpicos de Moscú. Los atletas jóvenes y adolescentes no deben ser castigados, con no permitirle ir a un evento deportivo para el que se preparan con tanta ilusión, por un motivo político.
Sin embargo, esos mismos individuos no hace poco alentaron una manifestación de cuatro gatos contra el equipo de judo de la isla, que participó hace poco en una eliminatoria preolímpica en esta ciudad. Son ellos también los que por años han alentado y participado en bloqueos de todo tipo contra deportistas, escritores y artistas de la isla que han intentado presentarse en Miami.
Fotografía: fuegos artificiales sobre el Monumento a los Héroes del Pueblo en la Plaza de Tiananmen, el 8 de agosto de 2008 en Pekín, durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos (Martin Bureau/AFP/Getty Images).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...