sábado, 11 de octubre de 2008

Castro al rescate republicano


El ex gobernante Fidel Castro ha salido al recate de la candidatura republicana. Al menos de cara a los votantes cubanoamericanos de Miami. Con su mira puesta en el sector de la comunidad que más le interesa, el llamado "exilio histórico'', el Secretario General del Partido Comunista de Cuba ha puesto en las manos de los partidarios de Bush y McCain el argumento clásico de votar a favor de quien Castro habla mal.
Este sábado Castro alertó que si el candidato republicano John McCain es elegido presidente y le ocurre algo, las riendas de Estados Unidos estarían en manos de su compañera de fórmula, la gobernadora de Alaska Sarah Palin, quien "no sabe nada de nada'', de acuerdo a la AFP.
''Si algo ocurriera con la salud del candidato republicano, si lo eligen'', dice Castro en un artículo, ''la señora del rifle e inexperta ex-gobernadora (sic) de Alaska'' sería la presidenta de Estados Unidos y "se observa que no sabe nada de nada''.
El líder cubano de 82 años, dos de ellos alejado del poder por una crisis de salud, aseguró que ''lo que más abunda en McCain son los años, y su salud no es en lo absoluto segura''.
En su artículo, publicado en el sitio digital Cubadebate, Castro contrapone a McCain, de 72 años, con el candidato demócrata Barack Obama, quien ''lo supera en inteligencia y serenidad''.
Sólo el hecho de aparecer un sábado por la noche nos salva un poco, a los que vivimos en Miami, de sufrir una avalancha de comentarios en los que, desde fanáticos hasta aprovechados, los partidarios de McCain y Palin tratarán de esgrimir como la justificación perfecta de su motivación para votar republicano el próximo 4 de noviembre.
El lunes sin falta, Radio Martí se lanzara a la ofensiva, y no hay que descontar incluso que alguna palabra o frase del covalenciente sean incorporadas a un mensaje de McCain.
En realidad, y dada la situación económica imperante, el estado en que se encuentran ambas campañas y lo cercano del día de la votación, se puede afirmar que la ''reflexión'' del ex gobernante no alterará en lo más mínimo las preferencias de los votantes norteamericanos o la marcha del proceso.
Fotografía: la candidata a la vicepresidencia republicana, la gobernadora de Alaska Sarah Palin, saluda a la llegada para un mitin de campaña en Johnstown, Pennsylvania (Keith Srakocic/AP)

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...