miércoles, 1 de octubre de 2008

Más arroz y frijoles


El gobierno cubano está destinando partidas extras de productos como el fríjol o el arroz a los mercados de productos agropecuarios estatales ante la escasez de la oferta a la población, según informa hoy el diario oficial Juventud Rebelde, de acuerdo a un cable de la agencia Efe.
En un video del Centro de la Democracia en las Américas, que Cuaderno de Cuba vinculó ayer, un campesino de Pinar del Río contaba que los habitantes de la zona estaban recibiendo el equivalente a una cuota de alimentos adicional.
Paula Julia Miyorquis, administradora de un mercado de la capital cubana, indicó al diario que ''existe una cantidad de fríjol negro que el Estado va a asignar para que los mercados no tengan déficit de ese producto, y una cantidad de toneladas de arroz para que se mantenga estable y al alcance de la población'', según aparece en la información de Efe.
Miyorquis agregó que las autoridades citaron a los responsables de todos los mercados de la capital para darles indicaciones y reorganizar algunas cosas ''sueltas'', que no precisó.
El diario informa, además, de que el Gobierno ha aprobado el aumento del precio de compra a los productores de arroz y ya hay un incremento del suministro del grano.
Los mercados de productos agropecuarios que se rigen por la oferta y la demanda en La Habana reaccionaron el martes con tarimas vacías y puestos desabastecidos, tras la decisión anunciada el lunes por el Gobierno de responder policialmente a las subidas de precios.
El Gobierno dijo que los agromercados tendrán que vender "provisionalmente'' algunos ''productos básicos'' a los precios de antes de que los huracanes Ike y Gustav devastaran Cuba entre el 30 de agosto y el 9 de septiembre, y advirtió de que cualquier intento de violar la ley ''recibirá una rápida y enérgica respuesta''.
Juventud Rebelde afirma hoy que poner límites a los precios de los productos agropecuarios es una solución ''emergente'' pero no una "solución definitiva'' y hace un recuento del desabastecimiento que mostraron los mercados de la capital durante el martes.
Agrega que las disposiciones del Gobierno ''no han sido entendidas del todo por muchos vendedores y ni siquiera por algunos consumidores, pues este martes varios mercados de oferta y demanda aparecieron casi desiertos o con una oferta muy pobre''.
''Desatar el nudo gordiano que hoy constituye la venta de productos agropecuarios en Cuba precisa de mucha más decisión que la que tuvo Alejandro Magno cuando utilizó su espada, pues ni siquiera cortar por lo sano vale en este caso'', agrega el diario.
La escasez de productos agropecuarios es una de las principales preocupaciones de las autoridades cubanas, después de que los huracanes devastaran más de 110,000 hectáreas de vegetales para consumo humano y cientos de instalaciones ganaderas.
Ike y Gustav causaron la pérdida de 5,300 toneladas de alimentos y dejaron daños calculados por fuentes oficiales en 5,000 millones de dólares que expertos elevan hasta los 10,000 millones de dólares.
Fotografía: cubanos caminan por una calle de La Habana Vieja, el lunes 29 de septiembre de 2008 (Javier Galeano/AP).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...