sábado, 4 de octubre de 2008

Un hombre peligroso


Un relato en Letras de Cuaderno, sobre el día en que descubro que Alberto Mora era un hombre peligroso, esa noche de principios de la década de 1970 en que oí mencionar el nombre de George Orwell en la Cinemateca de Cuba, algo insólito en la Cuba de entonces.
Para leer más, pinche aquí.
Fotografía: panorámica del atardecer, el 1 de octubre de 2008, con los edificios del barrio El Vedado, en el malecón de La Habana (Alejandro Ernesto/EFE).

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...