miércoles, 19 de noviembre de 2008

La letra de Pello


Una conversación con Pello el Afrokán en Letras de Cuaderno.
La moda del mozambique fue un fenómeno musical. Aunque en su triunfo -a finales de los 60- influyó la política. Una barrera contra la influencia extranjera y una respuesta a la decadencia de la música bailable. El mozambique no era lo que pregonaba -un nuevo ritmo-, sino una derivación de la rumba convertida en espectáculo. Crear un ritmo bailable --un sustituto del chachachá, el son y sus variantes-, tras varios años de incansables repeticiones en la música popular, agobiaba a los creadores cubanos y preocupaba al gobierno. Desprovistos del ambiente nocturno propicio -la bohemia transformada en “decadencia burguesa” y los tocadores de esquinas convertidos en una manifestación del “lumpen proletario”- los creadores e intérpretes se limitaban a repetir “ritmos” de existencia efímera: simples variaciones de la clave cubana, donde un elemento musical anecdótico pretendía justificar el nombre.
Para leer más, pinche aquí.

Bouguereau, sociedad y erotismo

La obra de William-Adolphe Bouguereau recorre con facilidad y simpleza dos mundos afines y contradictorios: la pintura de la segundad m...